2024: Con Dios siempre en contacto

por Jennifer Barreto

¿Qué visión le regaló Dios al pastor Darío Silva-Silva para 2024? A continuación, conoce qué le dictó el Espíritu Santo al Presidente de Casa sobre la Roca y fundador de la Revista Hechos&Crónicas para este nuevo año que ya inició.


El versículo central que encierra el lema anual es Génesis 28:16 que dice: Al despertar Jacob de su sueño, pensó: «Sin duda, el Señor está en este lugar y yo no me había dado cuenta».

“Ha sido sana costumbre desde la fundación de nuestra Iglesia, proclamar durante la Cena de Amor la consigna dada por el Espíritu Santo para el año que se avecina. En esta ocasión es: Veinte veinticuatro, con Dios siempre en contacto”, anunció a la feligresía el pastor Darío.

¿Qué significa?

La palabra contacto es compuesta por la conjunción Con y el sustantivo Tacto. Es acción y efecto de tocarse o conectarse dos o más seres.

El tacto es uno de los siete sentidos corporales y, con él, se perciben sensaciones de contacto, presión y temperatura. El órgano del tacto es el más grande del cuerpo humano: ¡la piel!, que nos permite tocar o palpar para entrar en contacto. Obviamente hay formas de contacto espiritual, no todas son como la de Tomás, metiendo el dedo en la llaga de Jesús.

Cuando estamos en contacto con Dios, Él restaura nuestra mente, nuestro corazón y nuestra voluntad.  

Muchos viven sin contacto

Desafortunadamente, los creyentes de hoy no viven en contacto con Dios, sino se limitan a contactarlo de vez en cuando, según necesidad: Van al templo, oran, ayunan ocasionalmente pero no viven conectados con el Espíritu Santo para sentir la Omnipresencia del Señor en todo tiempo y en todo lugar. Solo lo contactan de vez en cuando.

La Biblia está llena de ejemplos sobre el poder del contacto: Jesucristo con Su tacto –imponiendo manos-, sanaba enfermos, expulsaba demonios, resucitaba muertos y bendecía niños, y nos dio poder para hacerlo.

Ahora quiere y ordena que utilicemos Su poder viviendo en contacto siempre con ÉL, pues va con nosotros en el camino aunque no nos demos cuenta, como los discípulos en Emaús. Hacerlo traerá resultado tangible a nuestra vida.

12 claves para edificar la casa sobre la Roca

A continuación, prepara tu corazón para que este año y por el resto de la vida estés en contacto con Dios. Lee cada clave, con la nota adicional que agrega el pastor Darío.

1 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mi fe se convierte en acto.

No solamente es creer, sino hacer; convertir en vivencia la creencia.

2 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mi esperanza es lo más alto.

Es esa esperanza bienaventurada, no utopías, no ilusiones, no quimeras, sino la esperanza que viene de Dios. Él nos permite esperar lo que se va a cumplir.

3 – Si estoy siempre con Dios en contacto, del amor no me retracto.

El amor no tiene que apagarse, ni entibiarse. Si estás en contacto con Dios, el amor no te permitirá retractarte de eso que sientes en tu corazón y proviene de tu espíritu.

 4 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mi perdón es ipso facto.

Ipso facto es una expresión que significa: de una vez, inmediatamente, sin pensarlo, sin estar discutiendo. Si me ofendieron, ¡perdono! Recordemos que cuando NO perdonamos NO estamos en contacto con Dios.

– Si estoy siempre con Dios en contacto, actuaré con muy buen tacto.

Hay que tratar al prójimo como queremos que nos traten a nosotros, como nos enseñó el propio Jesús. Eso no significa que debemos ser personas que dejan que pasen cosas  sin reaccionar.

 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mi testimonio es de impacto.

Que tu testimonio haga que otras personas puedan tener contacto con Dios. Si estamos en contacto con Él, nuestro testimonio impactará positivamente.

 7 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mantengo mi hogar compacto.

¿Qué quiere decir compacto? Que no tiene divisiones. Repite esto: “Señor, prometo tener mi hogar compacto porque mi casa está sobre la Roca”.

8 – Si estoy siempre con Dios en contacto, hay liquidez en mi extracto.

Se ríen pero es serio. El Señor dice: “yo los bendeciré y si son generosos, yo les daré al ciento por uno”. Y recordemos lo que dijo el apóstol Pablo en 1 Corintios 6:17: A los ricos de este mundo, mándales que no sean arrogantes ni pongan su esperanza en las riquezas, que son tan inseguras, sino en Dios. Él nos provee de todo en abundancia para que lo disfrutemos. Muchos no ven el dinero y pasan necesidades económicas, sencillamente porque no están en contacto con Dios.

 9 – Si estoy siempre con Dios en contacto, mi propósito es exacto.

No estás picando como los picaflores, sino que sabes para dónde vas, porque tu brújula es la cruz. Repite esto: “oraré para contactarme con Dios y comprender cuál es mi propósito exacto en la vida”.

 10 – Si estoy siempre con Dios en contacto, puedo descifrar lo abstracto.

Dice el Señor en 1 Corintios 2:9: «Ningún ojo ha visto, ningún oído ha escuchado, ningún corazón ha concebido lo que Dios ha preparado para quienes lo aman». Como tenemos la mente de Cristo tenemos un contacto con lo abstracto, con lo espiritual. Recordemos que todo lo que pasa en el mundo natural, depende de lo que esté pasando en el mundo espiritual.

11 – Si estoy siempre con Dios en contacto, estoy listo para el rapto.

Mateo 24:14 dice: Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones; entonces vendrá el fin. Una cosa es cierta, lo dijo Martín Lutero: “Vivamos como si el Señor viniera hoy mismo y preparémonos como si tardara en venir”. ¿Estás preparado para el rapto? Hay muchos que se han convertido pero aun no se han regenerado.

12 – Estar siempre con Dios en contacto, es cumplir el nuevo pacto.

Ese nuevo pacto, el Padre celestial lo firma contigo y conmigo usando como tinta la sangre del Cordero, y pone como arras y sello el Espíritu Santo de Dios.

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?