Siempre hoy mi matrimonio

por Revista Hechos&Crónicas

Más de 800 parejas se reunieron de manera presencial en el templo en Bogotá, mientras las iglesias de otras ciudades se unieron a través de la virtualidad.


El evento estuvo basado en el libro Siempre hoy mi matrimonio, escrito por el pastor Jaime Gómez Velo y su esposa María Eugenia y por el recién ordenado pastor y director del ministerio de Casa2, Luis Alfredo Rodríguez y su esposa Beatriz.

“Con este nuevo libro pretendemos recopilar el trabajo que por muchos años y gracias a Dios realizamos en el ministerio de Casa2 en nuestra amada iglesia Casa Sobre la Roca. Dios nos permitió por medio del Espíritu Santo trabajar, escribir y recopilar todo lo que allí quedó plasmado”, aseguró el pastor Gómez.

Los conferencistas desarrollaron, a través de sus charlas, cada uno de los capítulos del libro, incluyendo así sus consejos e incluso el testimonio propio. Además, se contó con una obra de teatro que permitió analizar de manera gráfica el camino del matrimonio durante todas las etapas de la vida. A continuación, un breve resumen.

Siempre hoy mi matrimonio

Pr. Luis Alfredo y Beatriz Rodríguez

Este título significa que, no importa si estás recién casado, llevas uno, cinco, 10, 20, 50 o más años de casado; si tienes hijos o no, si están pequeños o ya se fueron del nido; o si tu matrimonio ha sido agradable o quizás no tanto, SIEMPRE que Dios te permita abrir tus ojos y ver los de tu cónyuge, será un HOY de oportunidad que Él te concede para mejorar tu matrimonio, para cambiar tu actitud, quizás perdedora, y hacer de cada siguiente día que Dios te regale, un HOY para vivir y disfrutar SIEMPRE de la bendición de tu matrimonio a pesar de, porque… Hoy ha llegado la salvación a esta casa —le dijo Jesús—(…) Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Lucas 19:9-10.

Nos comunicamos bien

Pr. Silvano y Patricia Espíndola

Mujeres: ¿Qué piensa la gente que no conoce a tu esposo cuando te escucho hablar de Él? Nadie respeta a un hombre que es gobernado por su esposa. Ellos necesitan una ayuda idónea, no una controladora. La esposa debe ser la fan #1 del esposo.

Hombres: Es importante sanar para mejorar la comunicación. Si no aman a sus esposas, es porque algo les falta, porque no saben amarse a sí mismos. Pregúntate, como dice 1 de Corintios 13

Te soy fiel, perdono y pido perdón  

Pr. José y Jasmith Ordóñez

Es importante hablar del tema de la infidelidad por lo que dice 1 Corintios 10:12: Por lo tanto, si alguien piensa que está firme, tenga cuidado de no caer. Muchos van a creer que somos exagerados o demasiado religiosos, pero hay mucho en juego. Es mejor mantenernos lejos de la tentación.

No se puede sanar un matrimonio si no me duelo de lo que yo hice y de cómo herí al otro. Me duelo con mi cónyuge y con Dios. Amo tanto a Dios que me duele dañar ese regalo que Él me dio. Siempre hay esperanza si estamos dispuestos a pagar el precio, si nos rendimos ante Dios. Necesitamos disponernos para perdonar porque no es fácil, pero Dios lo hizo primero y si estamos dispuestos, Él restituye. Es mi decisión tener un buen matrimonio.

Renuncio a que todo se haga a mi manera

Pr. Mario y Cristina Santa

El milagro del matrimonio es que Dios nos funde en un solo ser. Romper el acuerdo es ir en contra de ese milagro. Debemos ir a Dios en oración para rendir mis planes y mi orgullo. Renuncio a mí por el bien de la relación.

Podemos aplicar las cuatro A que mantienen el acuerdo en el matrimonio: Adaptación- Aceptación-Ajuste- Admiración. La comunicación tiene tres niveles: formal, información e íntima. Cuando tenemos un conflicto en el matrimonio, lo primero que se rompe es la comunicación y retrocedemos un nivel. No descuidemos la comunicación, no caminemos hacia el abismo. Nadie quiere vivir con una persona negativa que siempre lo critica. Usemos en cambio las palabras adecuadas.

Digamos la verdad en amor siempre después de orar.

Te respeto

Pastor Jaime y María Eugenia de Gómez  

Cada uno de los cónyuges tiene que hacer su mayor esfuerzo para hacer feliz al otro. ¿De dónde sacó Dios a la mujer? Del costado del esposo, porque la mujer siempre debe estar a su lado.  Dios le dio a cada uno de los cónyuges cuatro roles fundamentales:

Mujeres: Someterse, respetar, ser sabia y ser ayuda idónea.

Hombres: Cuidarla, sustentarla, amarla y honrarla, ser cabeza espiritual del hogar.

Hay áreas del matrimonio que necesitan nuestra atención para poner los límites adecuados. Necesitamos ponerlos en el área sexual, con el gasto desmedido del dinero, con los hijos, etc.

Cuando ponemos límites, la ira disminuye y aprendemos a amar.

Doy buen ejemplo a mis hijos

Pastor Darío y Esther Lucía Silva – Silva

Con el pastor Darío y Esther Lucía vemos la importancia de tener un matrimonio con Dios para afectar, como dice la Biblia, hasta mil generaciones. “El matrimonio no se trata de ti, se trata de tu legado, de tus generaciones. Somos el ejemplo de nuestros hijos y nietos”.

“Yo hago lo que Dios dice y el Señor bendice”, Esther Lucía Ángel de Silva.

No necesitamos estar de acuerdo en todo, sino estar de acuerdo con Dios.

“Cuando en un matrimonio, los dos están completamente  están de acuerdo en todo, uno de los dos es retrasado mental”, Luis Palau.

Foto: Cortesía Iglesia cristiana Casa Sobre la Roca.

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?