Consejos para bolsillos en crisis

por Revista Hechos&Crónicas

Comienza un nuevo año y la gran mayoría se siente abrumada porque la iliquidez, las deudas, y los gastos que dejaron el año anterior, se han convertido en un intenso dolor de cabeza que generalmente desatan tensión, estrés, y hasta problemas de salud mental. ¡Tranquilo, respire, todo en la vida tiene solución!


Las crisis financieras tienen más probabilidades de desarrollar problemas de salud mental que los que no enfrentan dificultades económicas. Una investigación realizada por la Universidad de Southampton y la Universidad de Kingston en Inglaterra (2013) analizó la relación entre los problemas de salud y de la deuda. Se detectó que más del 25 % de los participantes que estaban endeudados tenían problemas de salud mental.

Si te sientes cansado, angustiado o enfermo porque, mes a mes, te preguntas a dónde se te va el dinero, el grupo de expertos financieros de Panasiuk&Asociados, da algunos consejos prácticos para ordenar tus finanzas.

Consejo #1         

Establece una cita con tu cónyuge o persona de confianza —de aquí a un mes— para discutir asuntos financieros. Si estás casado, es probable que necesites apartar un día entero y sin niños. Si no tienes pareja, haz una cita para discutir estos asuntos con alguien que pueda guiarte. Recomendamos hacerlo al menos una vez al año. Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan. Proverbios 15:22.

Consejo #2

Revisa tus gastos de los últimos 12 meses. Trata de apuntar qué gastos tienes de forma regular e irregular. Fíjate en tus extractos bancarios. Pero todo debe hacerse de una manera apropiada y con orden. 1 Corintios 14:40.

Consejo #3

Guarda los recibos de todos tus gastos del próximo mes. Otra idea que puedes aplicar antes de la cita es descubrir tus gastos regulares al guardar los recibos de todas tus compras durante los próximos 30 días. Hoy mismo, toma una cajita cualquiera (puede ser de zapatos) y ubícala en la cocina de tu casa. Cada vez que hagas alguna compra, pide recibo o factura al vendedor y mételo en la cajita.

Consejo #4

Analiza tus entradas y salidas de dinero. Recomendamos que hagas este ejercicio durante dos o tres meses seguidos. Te tomará, aproximadamente, de cuatro a seis meses tener un presupuesto familiar bajo control. Ten paciencia, vale la pena. Esto es un proceso igual al de perder peso. La idea no es bajar muchos kilos en una semana o un mes, pues la mayoría de veces, volvemos a ganarlos en pocas semanas. Aquí, así como en las dietas, lo importante es cambiar nuestra forma de actuar para perder los malos hábitos poco a poco.

El secreto no está en ahorrar algo de dinero este mes y el que viene, el secreto está en aprender a ser buenos administradores. Debemos controlar la forma en que gastamos el dinero para tomar decisiones económicas correctas por el resto de nuestras vidas. Hay que entender que el camino al éxito no es una carrera de cien metros llanos, sino de cinco kilómetros… ¡y con obstáculos!

Consejo #5

Dios te da todo lo que necesitas, ¿qué le das tú a Él? Cuando damos a Dios, Él nos provee conforme a sus riquezas en gloria. Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas. Así tus graneros se llenarán a reventar y tus bodegas rebosarán de vino nuevo. Proverbios 3:9-10.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com

Foto: Jcomp – Freepik (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?