Claudia Pinzón, una guerrera incansable

Por Revista Hechos&Crónicas

Descubre lo más íntimo de esta comunicadora social, locutora y productora de radio colombiana, en su nuevo libro “Una guerrera Incansable”. Escrito en pandemia, la autora cristiana Claudia Pinzón, relata historias personales y espirituales de las batallas de la vida. Hechos&Crónicas, habló con ella y esto nos contó.

¿Por qué “Una guerrera incansable”? ¿Qué descripción tiene el título para ti?

Es la descripción de mi vida, de ser una mujer fuerte, valiente, que, a pesar de las circunstancias y dificultades, no me doy por vencida fácilmente; siento que es algo que me ha caracterizado. Siempre estoy creyendo y aferrándome a la Palabra de Dios en todas las pruebas. Cuando Dios me dio el título yo estaba en el hospital. Hace tres años fue mi última cirugía, y estando allí Dios me mostró y me vino a la mente “una guerrera”. Mucha gente me escribe y me saluda “Hola Claudita, eres una guerrera”, siempre me comparan por la valentía. Cuando Dios me dio el título, dije esto va conmigo y por eso quise salir con una espada y ser yo la guerrera. 

¿Esa espada tiene algún significado histórico y espiritual?

Como anécdota, había conocido a un compañero de trabajo de mi esposo que es coleccionista de espadas. Fuimos un día a la casa de él y nos hizo un tour. Tiene como 500 espadas originales, utilizadas en batallas. Le pedimos prestada una de las espadas para usarla en la foto. Me contó que es del siglo XVII, del año 1650, y que esa espada había estado en batalla, usada para defenderse. Y me dijo “esa espada fue usada en batalla, va a inspirarte en tu historia”. Me impresionó porque la Biblia habla mucho de la espada.

Es la primera vez que escribes un libro que no es devocional. Este es mucho más personal. ¿Cómo fue escribirlo?

Una de las chicas que trabajó conmigo en la editorial que estaba antes, me dijo “Claudita, el próximo libro que saques debería salirse de la línea de los devocionales”. A mí me quedó sonando y cuando vino esta idea, pensé que era el momento de escribir un libro que la gente pueda leer en cualquier momento. La verdad es que me gustó, es un trabajo más pesado, porque los devocionales son más cortos. Pero acá hay más contenido y fotografías.

¿Cuentas de algún episodio específico de tu vida?

Es un libro abierto. De hecho, el subtítulo es “Lo más íntimo de Claudia Pinzón”. En uno de los capítulos, “Nacer, vivir y morir”, cuento cómo fue mi niñez, mi adolescencia, mis luchas, con qué tuve que trabajar toda la vida hasta el día de hoy. Casi como un diario, pero a la vez trae enseñanzas, versículos. Dios logró acomodar todo de una manera que encaja. La gente mientras está leyendo mi historia, también puede encontrar otras historias de vida con varias lecciones.

Esos testimonios que compartes en el libro, ¿hacen parte de tu serie “Historias de impacto”?  

Sí, puse uno de los capítulos como “Historias de impacto”, donde escogí algunos testimonios de la serie porque sé que van a tocar el corazón de las personas. La discapacidad de mis sobrinas Norma y Carolyn, las dos de la familia que coloqué y otras historias, nos muestran que uno se queja tanto de cosas tan triviales, y estas personas son felices, exitosas, tienen sus pruebas y luchas, pero han salido adelante. Una de las historias es de un pastor que se llama Irvin Sánchez; su capítulo lo titulé “A prueba de fuego”, porque él por salvar a su hermano en un incendio en su carro, se quemó todo el cuerpo, sobrevivió y cuento todo lo que él vivió y cómo Dios los usó. Me llamó mucho la atención poderlo incluir.

Este libro fue escrito en pandemia, donde muchos sufrimos la pérdida de seres queridos. ¿Cómo manejaste el duelo de la pérdida de tu padre, Carlos Pinzón, y al tiempo escribir este libro?

Casi no pude terminarlo. Empezó la pandemia y fue para todos un caos. Como comunicadora, estaba empapada por las noticias y era muy impresionante saber que tanta gente estaba enferma y muriéndose. Cuando cierran los países, y papi se enferma y se muere, para mí fue traumático. Tenía esa tristeza de no poder hacer nada, de no poder coger un avión para Colombia. Me dio muy duro su pérdida, además el estrés de la pandemia. Muchas veces me sentaba a escribir y tenía mi mente en blanco, no tenía inspiración. Así que dije “no voy a escribir más” y dejé todo el material. Fue Dios el que me empezó a inquietar otra vez y a decirme “este libro es para ya”. Y dije: “Bueno, si es una guerrera incansable no me puedo cansar ahora. Tengo que sentarme a escribir, porque hay gente va a necesitar este material”.

Además de compartir reflexiones de tu vida y de los testimonios, ¿Qué reflexiones tiene el libro frente a ser guerreros de Dios?

En el libro hablo mucho de los ataques que tenemos todos, aun siendo creyentes, que es la depresión. A mi me tocó y me está tocando vivir este tema con Ariza, mi esposo. Aquí lo habló con el respeto y permiso de él, y fue duro porque fue otra vez sacar todo lo que causó dolor. Pero era importante hablarlo. Hay mucha gente que tiene que lidiar con personas que sufren de depresión, ataques de pánico, ansiedad. Si como creyentes, crees en Dios, lees la Biblia, vas a la iglesia y sufres una depresión ¿Qué haces? ¿Cómo manejas toda esa información? ¿Qué hace la familia? Aquí vienen una cantidad de consejos, cosas prácticas, que Dios nos muestra para ser esforzados y valientes, que suena fácil decirlo, pero aplicarlo y vivirlo es más difícil. Los psicólogos y psiquiatras son excelentes, son herramientas que Dios da, pero si uno quiere cambiar, Dios está dispuesto a ayudarte. Él hace milagros en momentos difíciles.

¿Dónde se puede encontrar el libro?

El libro físico está en Miami y lo tendremos en Expolit. También está disponible en Amazon. Lo pueden comprar en físico y les llega por correo o también pueden comprarlo en digital a través de Kindle. También quiero hacer el lanzamiento en Colombia y en distintos países de Latinoamérica que pronto anunciaré.

Foto: Archivo particular. 

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?