¿Para qué soy buena?

Por Revista Hechos&Crónicas

Es una realidad que la mayoría de mujeres en la actualidad ha perdido de vista su propósito. Se sienten perdidas ante la realidad de no saber si enfocarse en el hogar, en la carrera, en sus logros como mujer o en todo al mismo tiempo. Muchas encuentran el equilibrio, otras no.

Un estudio publicado en el Journal of Adolescence señala que el 99% de las mujeres encuestadas se sienten inseguras sobre lo que son con respecto a otras mujeres. Es porque en esa búsqueda de propósito han olvidado para qué fueron creadas. Nancy DeMoss, del ministerio Aviva Nuestros Corazones, lo describe de esta manera: “Nuestra sociedad ya no promueve los valores que Dios diseñó para la mujer. La feminidad, la modestia, la discreción, la virtud y la gracia parecen ser reliquias de una era pasada; tan pasada de moda como las carrozas tiradas por caballos.

En su lugar, la mujer ideal de hoy es glamorosa, sofisticada, agresiva, poderosa, abierta, profesional, independiente, auto-suficiente y sensual. Ella no necesita nada ni a nadie. Ella está en control de su vida al igual que de las personas y circunstancias que la rodean”.

Sin embargo, y aunque muchas de estas cualidades pueden parecernos deseables y atractivas, debemos preguntarnos si realmente concuerdan con lo que Dios quiso hacer de nosotras.

En Proverbios 31:10-31, en el acróstico de la mujer ejemplar, podemos ver las cualidades con las que fue creada la mujer y de allí podemos comprender para qué somos realmente buenas.

Valiosa

Ese valor no lo otorgan las posesiones, sino lo que habita en lo profundo de su corazón y que se refleja en un comportamiento que busca bendecir a los demás. Proverbios 31:10.

Confiable

Conoce la Palabra de Dios y la practica, sus acciones son intachables y por eso tiene la confianza de su familia y de quienes la rodean. Proverbios 31:11-12.

Trabajadora

Es un mito creer que la mujer no fue creada para trabajar. En estos pasajes se puede apreciar cómo disfruta el trabajo de sus manos y lo hace con diligencia. Proverbios 31:13-14.

Ejemplar

La mujer debe dar testimonio con su manera de actuar, aun en momentos difíciles. Siempre da fruto y es conocida por su forma correcta de ser y su corazón lleno del amor de Dios para compartir a otros. Proverbios 31:10, Rut 3:11.

Buena administradora

Dios la ha dotado con sabiduría para administrar lo que tiene su tiempo y sus recursos y de esa manera lograr un beneficio mayor. Proverbios 31:16-19.

Organizada

Planifica bien su día, es organizada con su tiempo y sus quehaceres. Comprende que en el orden hay bendición. Proverbios 31:15.

Diligente

No tiene que preocuparse por lo que ha de venir, primero porque confía en el Señor y segundo porque ha hecho su trabajo con diligencia. Proverbios 31:21.

Generosa

Comprende que en dar hay bendición, por eso está pendiente de quienes necesitan apoyo. Tiene un corazón generoso que se deleita en ayudar a los demás. Proverbios 31:30.

Sabia

Comprende la capacidad que Dios le dio de fortalecer a su familia y edificar su casa, por eso se enfoca en prepararse para llevar alegría y actuar con sabiduría. Proverbios 31:26.

Segura

No permite que su corazón se llene de angustia y temor, tampoco de inseguridades pues sabe de dónde proviene su fuerza y su dignidad. Proverbios 31:25.

Temerosa de Dios

Conoce la palabra de Dios y busca cumplirla en su vida. Cuida su apariencia, pero no enfoca sus esfuerzos solo en verse hermosa por fuera sino en cultivar una relación con Dios desde el interior y tener un corazón que le agrade. Proverbios 31:30. 1 Timoteo 2:9.

Estas son sólo algunas de las cualidades…

con las que Dios dotó a la mujer. Si te sientes insegura y crees que no tienes alguna, busca a Dios, pues este es el propósito que tiene para que cada una pueda vivir una vida plena en Él, por eso, si lo buscas de todo corazón, te llenará de la sabiduría y fuerza que necesitas para enfrentar cada día y comprender todas aquellas cosas para las que eres realmente buena.

Por: María Isabel Jaramillo – isabel.jaramillo@revistahyc.com

Foto: Omar López – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?