Devocional: Un, dos, tres x Jesús

por Revista Hechos&Crónicas

¡Hola! Quiero preguntarte algo: ¿qué tanto acostumbras a orar y a leer la Biblia? ¿Mucho, poco o nada? A tu edad tal vez dé un poco de pereza tener esta rutina espiritual, pero no te imaginas lo increíble que es tener un tiempo a diario con Dios. Adquirir ese hábito no debe ser aburrido, debe ser algo que anheles con todo tu corazón.


A propósito, ¿sabes qué es un devocional? Te lo contaré rápidamente: Un devocional es un tiempo especial que dedicamos a Dios para conectarnos con Él y fortalecer nuestra fe. Cuando estamos llenitos de Jesús, se nos nota; además es el mejor combustible para afrontar la vida a la manera de Él.

Y como en este mes se celebra el Día del Niño, quiero invitarte a conectarte con Dios durante 12 días. Tal vez suene mucho, pero sé que será de bendición para ti. Cada día podrás leer una corta reflexión que contiene un versículo, una enseñanza y una oración. Es una forma fácil para implementar este hábito espiritual durante toda tu vida. ¿Te animas? Te aseguro que no te arrepentirás. Y si quieres compartir este devocional con tus amigos, lo puedes hacer. ¡Comencemos!

Día 1 La Biblia dice: Pidan y se les dará; busquen y encontrarán; llamen y se les abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra y al que llama, se le abre. Mateo 7:7-8.

Tiempo con Dios: Cuando se trata de hacer devocional muchos chicos dicen: ¡Qué pereza! Pero ¿será que a Dios le dio pereza darte la vida, proveerte alimento, techo, estudio, etc.? ¡Por supuesto que no! No hay nada mejor que buscar a Dios. Por si no lo sabes a Él le puedes pedir todo; le puedes contar tus sueños, las cosas felices, las tristes, puedes confiar en Él. Dile bye, bye a la pereza y haz el devocional.

Compra una Biblia para tu edad, o ingresa a la App de YouVersion e intenta ver los videos diarios. Si lees la Biblia todos los días, podrás conocer las promesas que Dios tiene para ti y, ante todo, harás crecer tu fe. No hay nada mejor que estar tanqueado con Su Palabra. Recuerda: Dios no es aburrido, Dios es tu Padre y está ahí para que lo busques.

Oración: Señor Jesús, gracias por este momento a solas contigo. Quiero buscarte todos los días, ayúdame a dejar la pereza a un lado y a darme cuenta que tener un tiempo contigo no tiene precio. Te amo Dios, amén.

Día 2 – La Biblia dice: Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas y esto lo sé muy bien! Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos. Salmo 139:13-16.

Tiempo con Dios: Pregúntate y responde en voz alta: ¿Quién soy? Un hijo de Dios, ¿Quién me creó? Dios. ¡Sí, así es! Aunque no lo creas, antes de que estuvieras en el vientre de tu mamá, Dios ya había pensado en ti. En este mundo tan convulsionado y distorsionado, te invitamos a tener clara tu identidad en Dios. Si naciste mujer, eres mujer. Si naciste hombre, eres hombre. Da gracias a Dios por lo que eres y ora para que tu identidad esté en Cristo. No comas cuento, y si sientes que hay algo que anda mal en ti, o estás confundido, pídele a Dios que guíe tu mente y entrégale todos esos pensamientos que llevan a no quererte, a no aceptarte cómo eres. Recuerda que Jesús te ama, te hizo perfecto y tiene un  plan para ti.

Oración: Papito Dios, te doy gracias porque me creaste perfecto. Perdóname porque a veces dejo que mi cabeza se llene de malos pensamientos hacia mí. Ayúdame a quererme, a aceptarme, a ser feliz por lo que soy y a no dejarme confundir. En el nombre de Jesús, amén.

Día 3 – La Biblia dice: No se dejen engañar: «Las malas compañías corrompen las buenas costumbres». 1 Corintios 15:33.

Tiempo con Dios: ¿Te has puesto a pensar cómo son los amigos que tienes? ¿Te dan buen ejemplo? ¿Son confiables? ¿Respetuosos? ¿Conocen de Dios? Tener amigos es una bendición, pero debes tener cuidado al momento de escogerlos. Si tienes amistades que no te convienen, déjalas ir y pídele a Dios que te rodee de personas que te edifiquen, que te levanten y ante todo que sean testimonio para otros. Recuerda que no todo el que dice ser amigo lo es. Y otra cosa: cuando papá o mamá te digan que ese amigo o amiga no te conviene, no ignores su advertencia y ora a Dios para que te revele.

Día 4 – La Biblia dice: Así nos lo ha mandado el Señor: “Te he puesto por luz para las naciones, a fin de que lleves mi salvación hasta los confines de la tierra”. Hechos 13:47.

Tiempo con Dios: A veces da temor hablar de Jesús. Muchas veces en el colegio, en el barrio, o en algún lugar nos encontramos con familiares o amigos que se burlan de Jesús y hasta de nosotros porque somos diferentes a los demás, pero ¿sabes?, ¡eso va a pasar! Por eso tenemos que ser fuertes y prepararnos para hacerlo.

Dios te pide que seas luz en medio de la oscuridad, pero ¿cómo? Siendo ejemplo y testimonio para otros, piensa siempre que la forma en que te comportas, debe reflejar a Dios; la manera en que te expresas, debe reflejar a Dios; la forma en que tratas a tu prójimo, debe reflejar a Dios. Esas son formas de predicar de Jesús. Ora por sabiduría para que tus amigos y familiares conozcan de Él a través tuyo. Sé fuerte y valiente, la tarea no es fácil, pero recuerda que todo lo puedes en Cristo que te fortalece.

Oración: Dios, sé que a veces me cuesta hablar de ti, por favor quítame la pena y ayúdame a ser fuerte cuando se burlen o me molesten por tu causa. Dame la valentía para ser diferente y ayúdame a ser ejemplo vivo para otros. Quiero ser luz en medio de la oscuridad. En tu nombre he orado, amén.

Día 5 – La Biblia dice: Así que en todo traten ustedes a los demás tal y como quieren que ellos los traten a ustedes. Mateo 7:12a.

Tiempo con Dios: No hay nada más triste cuando vemos que en el colegio, en algún lugar o hasta en las mismas redes sociales, hay niños, jóvenes o adultos que “se la montan” al otro. Las burlas, las malas palabras, el acoso y el miedo que esto produce son tan nocivos, que muchos niños y adolescentes por miedo a denunciar, terminan atentando contra su vida. Es un cuadro lamentable, pero real. Según la ONG “Bullying sin fronteras”, “el matoneo, o acoso escolar y el ciberbullying son causantes directos de más de 200,000 muertes cada año en el mundo”. ¿Te imaginas? Si has sido víctima de bullying, no te quedes callado, tienes derecho a contar lo que sucede. Si al contrario, eres tú quien lo hace, ¡no lo hagas más! Pide perdón y cambia tu forma de actuar, sé testimonio y ama a tu prójimo como a ti mismo.

Oración: Señor Jesús, quiero ser una persona ejemplar, ayúdame a cuidar a mis amigos, a ser ejemplo y a no quedarme callado cuando vea casos de bullying. Dame sabiduría para actuar de la mejor forma tratando a los demás como quiero que me traten a mí. En el nombre de Jesús, amén.

Día 6  – La Biblia dice: Ustedes son la luz del mundo…Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben a su Padre que está en los cielos. Mateo 5: 14a,16.

Tiempo con Dios: ¿Qué tanto brillas con tu testimonio? ¿Eres diferente a los demás? Muchas veces, cuando no estamos en contacto permanente con Dios, opacamos la luz de Jesús con actos desagradables que entristecen al Espíritu Santo: mentimos, decimos groserías, peleamos con nuestros hermanos; respondemos mal a los profes, a nuestros padres, vemos cosas indebidas, robamos y todo esto habla mal de nuestro testimonio.

Es cierto que muchas veces para “encajar” en la sociedad tenemos que hacer lo que todo el mundo hace, pero recuerda que eres sal de la tierra, que eres hijo de Dios y tienes que ser diferente a los demás. Toma la decisión de dejar lo malo atrás y brillar con la luz de Jesús, recuerda que ser diferente vale la pena. No desperdicies las bendiciones que Dios tiene para tu vida. Oración: Dios, hoy te pido perdón porque a veces hago lo que todos hacen y te opaco con mi mal testimonio. Ayúdame a ser como tú. Hoy tomo la decisión de ser diferente y ser en luz en medio de la oscuridad. Quiero ser testimonio para que otros te conozcan. Gracias Señor, amén.

Día 7 – La Biblia dice: Todo me está permitido», pero no todo es para mi bien. «Todo me está permitido», pero no dejaré que nada me domine. 1 Corintios 6:12.

Tiempo con Dios: ¿Te has puesto a pensar cuántas horas pasas a diario frente del televisor, al Nintendo, al Play Station, a la Tablet, o al celular? Aunque sabemos que es divertido, también sabemos que es perjudicial, pues además de afectar los ojos, la espalda, las manos, etc., puede traer daños a la conducta y puedes ser presa fácil de contenido prohibido. Así que ten cuidado.

Usa las pantallas con precaución, establece un tiempo, y no dejes que nada de esto te domine. Muchos chicos y chicas terminan adictos y se dejan absorber tanto, que pierden totalmente la comunicación con sus familiares y amigos. Sabemos que estamos en un mundo de pantallas, pero sabemos que hay un Dios que nos ve. Si tus papás te dicen que te desconectes, hazlo. No te pongas bravo, recuerda que ellos te aman y se preocupan por ti.

Oración: Amado Jesús, ayúdame a no dejarme dominar por las pantallas. Sé que todo en exceso es malo. Guarda mis ojos y ayúdame a establecer límites desde ya, para que nada me domine. En el nombre de Jesús. Amén.

Día 8 – La Biblia dice: Honra a tu padre y a tu madre, como el Señor tu Dios te lo ha ordenado, para que disfrutes de una larga vida y te vaya bien en la tierra que te da el Señor tu Dios. Deuteronomio 5:16.

Tiempo con Dios: Suele pasar que hay momentos en que no quieres saber nada de mamá o papá porque te regañan por todo, te dan mal ejemplo en algunas ocasiones, o simplemente porque te has portado mal y te da mal genio que te corrijan o castiguen. Sea cual sea el motivo, Dios te dio unos padres y debes agradecer por ellos. No sé si vives con papá y mamá o con alguno de los dos. Así alguno no esté, o te hayan dejado y tengas dolor en tu corazón, o así vivas con ellos y sabes que tu relación no es la mejor, pídele a Dios que te ayude a restaurar, a sanar eso que no te gusta y perdónalos. Sí, hazlo. No te imaginas las bendiciones tan grandes que podemos traer nuestra vida cuando honramos a papá y mamá.

Oración: Señor, hoy quiero agradecerte por el papá y la mamá que me diste. Aunque sé que no son perfectos, los creaste y por eso estoy aquí. Hoy te pido perdón por las veces que los he tratado mal, los he gritado y desobedecido.

Ayúdame a honrarlos, a respetarlos y a someterme. Quiero vivir por muchos años y sé que en tu Palabra tú nos pides que lo hagamos para tener larga vida sobre la tierra. Gracias Señor, amén.

Día 9La Biblia dice: Jesús dijo: «Dejen que los niños vengan a mí, y no se lo impidan, porque el reino de los cielos es de quienes son como ellos». Mateo 19:14.

Tiempo con Dios: ¿Sabías que en la iglesia puedes aprender sobre la Biblia, conocer amigos y pasar tiempos inolvidables con Dios? Lo mejor de todo, es que tanto niños como adolescentes pueden congregarse en la iglesia infantil o escuela dominical, para conocer de Dios de forma profunda y a la vez divertida.

Si te da pereza ir a la iglesia, piénsalo dos veces. De verdad es un momento hermoso que Dios tiene separado para ti. Así que cada domingo, en vez de ponerte a ver televisión, alístate y ve con la mejor actitud. Si tienes la oportunidad de reunirte entre semana o los sábados, hazlo. Esa recarga espiritual es muy necesaria y será de gran provecho para ti. Anímate a ir a la iglesia, no te arrepentirás.

Oración: Dios, hoy te doy gracias por mi iglesia. Sé que hay un lugar especial para mí donde puedo conocer de ti. Te pido Señor que uses a mis profesores para que me enseñen más de ti, que pueda adorarte con todo mi corazón en el tiempo de la alabanza, y pueda hacer las mejores amistades. En el nombre de Jesús, amén.

Día 10 – La Biblia dice: Por sobre todas las cosas cuida tu corazón, porque de él mana la vida. Proverbios 4:23.

Tiempo con Dios: ¿Alguna vez te han dicho si ya estás ennoviado? Es normal que en la etapa de la adolescencia a los niños les atraiga a las niñas, y a las niñas los niños, pero ten cuidado con comprometer tu corazón desde corta edad. Pensar en tener novio, es una responsabilidad muy grande, además este paso es la antesala al matrimonio.

Pídele a Dios que te ayude a guardar tu corazón, recuerda que es un tesoro que no debe compartirse con todo el mundo. Hay jóvenes que tienen tantas novias que terminan lastimados, usados y muchos caen en depresión. Además, cuando no está Dios de por medio, algunos caen en pecado sexual y se sienten sucios. Recuerda que Dios tiene un tiempo perfecto para ennoviarte, por ahora cuida tus amistades, disfruta tu infancia o adolescencia, sé feliz y vive conforme al corazón de Dios.

Oración: Señor Jesús, gracias por crearme perfecto, y gracias porque en algún momento de mi vida me darás a la persona perfecta para casarme. Sé que aún estoy joven, pero te pido que guardes mi corazón ante la presión y que me recuerdes siempre que todo tiene un tiempo perfecto. En el nombre de Jesús, amén.

Día 11 – La Biblia dice: Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes. No se crean los únicos que saben. Romanos 12:16.

Tiempo con Dios:¿Cuál es tu actitud cuando te felicitan, te elogian delante de la gente, o, por ejemplo, cuando ganas un partido de Fifa? ¿Miras a los demás por encima del hombro y te burlas? O, al contrario, ¿eres humilde y no dejas que ese “momento de éxito” se te suba a la cabeza? No hay nada mejor que practicar siempre la humildad y ser como Jesús. Él nunca se creyó más que el resto y todo el mundo lo admiraba. Pídele a Dios que te enseñe a ser humilde, a estar al servicio de los demás y ante todo a ser bondadoso y amable con el otro.

Oración: Dios, perdóname cuando me he sentido superior a los demás, quiero ser humilde como tú y reflejar con mi testimonio amabilidad, paciencia y amor por los otros, amén.

Día 12 – La Biblia dice: Den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:18.

Tiempo con Dios: Cuando te despiertes, di “gracias”; cuando te sirvan el desayuno, di “gracias”; cuando te deje la ruta en casa, di “gracias”; cuando alguien te ayude con algo que necesitas, di “gracias”, cuando te regalen algo, di “gracias”, cuando suceda un milagro, di “gracias”. Sí, ser agradecido no te quita nada, pero te da mucho. Aquellos que no agradecen, sencillamente no valoran todo lo que tienen a su alrededor. Dios nos enseña a dar gracias en todo momento, e incluso en los tiempos malos.

¿Acostumbras a practicarlo día a día? Si lo haces, no pares de hacerlo; pero si no lo tienes por costumbre, adopta este buen hábito desde hoy. Dar gracias nos ayuda a ser felices y a ser fuertes espiritualmente.

Oración: Señor Jesús, hoy te doy gracias por mi vida, por mi familia, por mi colegio, por mis amigos, por la casa donde vivo, por todo lo que me das. Te pido perdón por las veces que no lo he hecho, te prometo que desde hoy no paparé de agradecer. Tú eres bueno todo el tiempo. Gracias por ser el mejor Papá del mundo, te amo, amén.

¡Llegaste a la meta! Buenas noticias, acabaste este plan. ¿Te gustó? ¿Qué aprendiste? No pares de buscar a Dios, Él tiene cosas grandes para ti. Dios te bendiga.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?