Ante la inseguridad, ¡abre los ojos!

por Revista Hechos&Crónicas

En el 2024, ya van casi 800 hurtos a comercios, restaurantes y personas. Según un reciente informe de la Policía Nacional, este mes se han presentado más de seis robos a establecimientos comerciales en Bogotá. Aunque ninguno de nosotros está exento sufrir un atraco o un tiroteo en la calle, recuerda que ser víctima o no, depende, en parte, de la atención y medidas preventivas que tengas.

A continuación, algunos consejos claves ante la ola de inseguridad que afronta la ciudad:

  • Evita que el dinero, las llaves, las tarjetas y los documentos personales estén juntos. Distribúyelos en diferentes espacios (bolsillos, bolso, cartera…). En la medida de lo posible, cuando salgas de casa, lleva solo lo necesario.
  • No pierdas de vista el bolso en el bus, cafeterías, mientras te pruebas unos zapatos o comes algo en la calle. Siempre mantenlo en tu mira. Usa un bolso o maleta con cierre y cuando te lo pongas, trata de tenerlo delante del cuerpo.
  • No dejes a la vista objetos de valor como computadores, cámaras, tablets o celulares porque son los predilectos de los ladrones. Guárdalos bien. Y por favor, evita dar papaya con joyas o relojes de gran valor.
  • Desconfía cuando te empujen o alguien se acerque a ti sospechosamente. Sin convertirte en una persona aprensiva, debes estar pendiente. Recuerda sujetar el bolso con las manos en los momentos y situaciones en que haya mucha gente.
  • Usa el cajero automático en el horario de apertura de oficinas, cuando hay trabajadores en el interior. Fuera de estas horas tienes que escoger los cajeros interiores y bloquear la puerta mientras estés dentro. No saques ni cuentes dinero en presencia de desconocidos, trata de ir acompañado.
  • De noche, camina por calles iluminadas, evita los callejones y lugares oscuros. Si vas por un barrio desconocido o peligroso, mejor coge un taxi.
  • No guardes el celular en un lugar de fácil acceso como el bolsillo trasero de tu pantalón. Por favor, ¡no lo hagas! Tampoco lo dejes en una mesa, en la caja del supermercado, en el cine o en el asiento del bus mientras buscas algo. Tampoco lo pongas debajo de una toalla o en la playa o piscina, ni vayas a bañarte dejándolo en la sombrilla.
  • Y si te lo robaron… usa una aplicación para localizarlo, bloquea la pantalla, y no podrán usarlo si te lo roban; guarda el IMEI (para saberlo, marca: *#06# en tu móvil) porque lo necesitarás para inhabilitar el teléfono.
  • Si tienes carro, no lo parquees en la calle. Siempre que puedas, mételo a un parqueadero o garaje. Si no te queda más remedio que estacionar afuera, hazlo en lugares seguros y lo más céntricos posible. Trata que tu carro tenga alarma y esté asegurado. Siempre, mira a todos lados.
  • Si tienes bici, también se aconseja no dejarla en la calle, trata de usar parqueaderos para bicicletas. Usa una buena cadena y candado de calidad. Estas deben ser gruesas y duras.

¿Qué hago si veo un robo en la calle?

Si eres testigo de un atraco o una balacera, debes ser cuidadoso y prudente. No es lo mismo actuar en caso de que el asaltante vaya armado o de que sea un simple “raponero” como le decimos en Colombia. De todos modos, como no es fácil saber si lleva algún tipo de arma, en todos los casos debes:

  • Llamar a la policía de inmediato.
  • No enfrentarse con los delincuentes.
  • Esconderse ante un tiroteo.
  • Mantener la calma.
  • Observar todo lo posible para tener detalles de los ladrones y de los hechos y así dar información certera.  

Y si me acaban de robar, ¿qué?

  • Mantén la calma y piensa antes de actuar. No hagas nada en caliente.
  • No te vayas detrás del ladrón, ellos pueden estar armados y tu vida puede correr peligro.
  • Si te robaron bolso o billetera, revisa qué documentación te falta y haz los trámites correspondientes de denuncio y bloqueo.

Respira y confía en Dios. Recuerda a que a los ladrones no les va bien

Un ladrón puede estar “feliz” con la fechoría que acaba de cometer, pero Dios que todo lo ve y tarde o temprano hará justicia. La Biblia es directa y dice lo siguiente:

  • Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. 1 Corintios 6:10.  
  • «Los malvados son como espuma sobre el agua; su parcela está bajo maldición; ya no van a trabajar a los viñedos. Job 24:18.  
  • Pero el camino de los malvados es como la más densa oscuridad; ¡ni siquiera saben con qué tropiezan. Proverbios 4:19.  
  • Los malvados conspiran contra los justos y crujen los dientes contra ellos; pero el Señor se ríe de los malvados, pues sabe que les llegará su hora. Los malvados sacan la espada y tensan el arco para abatir al pobre y al necesitado, para matar a los que viven con rectitud. Pero su propia espada les atravesará el corazón, y su arco quedará hecho pedazos. Salmo 37:12-15. 

La próxima vez que salgas de casa, ora, pídele a Dios que guarde tu salida y entrada y sigue los consejos que leíste anteriormente. Sal confiado, seguro y no des cabida al temor. Dios es tu protector.

El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre. Salmo 121:5-8.

Por: Jennifer Barreto – Jennifer.barreto@revistahyc.com

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?