Silvio Murillo, la promesa del fútbol que ilusiona en Ecuador

por David Bernal

El club deportivo América de Quito del fútbol ecuatoriano presentó al equipo para el 2023 y con el que buscan alcanzar los objetivos deportivos así como darle grandes alegrías a la hinchada. En este equipo fue presentado Silvio Murillo, un jugador cristiano que inició su camino deportivo con la escuela Fair Play fundada por Silvano Espíndola y que hoy amplía su experiencia futbolística en el fútbol ecuatoriano.

Silvio es un joven que desde muy pequeño conoció el amor de Dios gracias a la iglesia Casa Sobre la Roca y a la Fundación Misericordia, Amor y Servicio quienes lo han apoyado desde chico para avanzar y cumplir con el cumplimiento de su mayor sueño: ser uno de los mejores futbolistas del mundo.

Su carrera deportiva inició en la Escuela de Fútbol Fair Play en donde integro algunos de sus equipos y también jugó en el equipo del Instituto del Instituto Municipal de Recreación y Deporte de Chía (IMRD) consolidándose como goleador en varios torneos municipales y departamentales. Gracias al apoyo de Fair Play  tuvo la oportunidad de mostrar su buen fútbol en Argentina donde estuvo por varios años.

La revista Hechos&Crónicas entrevistó a Silvio Murillo sobre la nueva etapa que inicia en carrera futbolística como delantero del Club Deportivo América de Quito, donde ya lleva varios meses poniéndose “a punto” para el inicio de la liga ecuatoriana. Esto fue lo que compartió sobre su vida y sus nuevos retos en el fútbol:

¿Cómo fue su llegada al Club América de Quito?

Estaba con el equipo Quilmes en Argentina y por la pandemia del covid-19 se pararon todos los campeonatos. A pesar de que continuamos con los entrenamientos para aprovechar la oportunidad de estar en el fútbol argentino, las opciones para mí se fueron cerrando. Tras un tiempo de pedirle a Dios guía, Silvano Espíndola me presentó la posibilidad de entrar al fútbol ecuatoriano con el América de Quito, la oportunidad era muy buena por lo que decidí llegar a este gran equipo.

¿Qué pensaba al firmar contrato con este nuevo equipo y de un país que no conoce?

Fue algo muy lindo y especial porque precisamente algún tiempo atrás había tenido otras oportunidades que no se pudieron aprovechar al máximo porque me lesioné. Fueron momentos difíciles en mi carrera y hasta pensé en retirarme si las cosas no mejoraban. Sin embargo, hablé con mis papás (el pastor Luis Fernando y su esposa Adriana) y también busqué consejo con el pastor Silvano Espíndola y la respuesta siempre fue que siguiera trabajando y explotando los talentos que Dios me había dado y que vería la mano de Dios en sus tiempos.

Y así fue, justamente el año pasado estuve hablando y siendo aconsejado por mis papás y Silvano cuando salió la oportunidad de jugar con el América de Quito y firme con ellos.

¿Qué tal es el ambiente con sus compañeros y el cuerpo técnico?

Actualmente vivo en la sede del equipo y todos mis compañeros son grandes jugadores y buenas personas donde la mayoría son creyentes. Nuestro técnico es Samy Ariza, un colombiano que lleva más de 20 años trabajando en Ecuador y que ha estado siempre ligado al deporte aquí como en Colombia en donde jugó en Santa Fe. Él es una persona creyente y un entrenador que nos enseña los principios y valores cristianos. Es una gran persona con la cual tengo una buena relación.

 Con respecto al Club, este es diferente a otros. Antes de cada entrenamiento hacemos un devocional con el equipo ya que la filosofía del club es formar buenas personas antes que jugadores, por lo que es una visión diferente de muchos otros equipos.

¿Cuál es el futuro para Silvio en el futbol ecuatoriano?

Ante todo está cumplir el objetivo del club, que es ascender de categoría con el América. Una vez logrado esto me gustaría llegar al fútbol europeo, creo que es el fútbol de elite donde están los mejores jugadores. La idea es esa trabajar fuertemente por cumplir estos sueños y estar entre los mejores. Me gustaría jugar un tiempo más en Latinoamérica, por ahí unos dos años y luego con la ayuda de Dios poder ir a jugar en Europa y algún día poder jugar con la selección Colombia.

¿Algún futbolista que admire?

Son dos jugadores que son los que más admiro. Uno es Cristiano  Ronaldo, que lo admiro por su disciplina, esfuerzo y hasta donde ha llegado. Y el otro es Neymar, que me genera admiración por lo talentoso que es y porque se divierte y disfruta el fútbol.

Por: David Bernal – Revista Hechos&Crónicas

Foto: Club América de Quito

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?