Labrando el camino de la traducción bíblica

Por Revista Hechos&Crónicas

Desde los Rollos del Mar Muerto hasta las traducciones más recientes de la Biblia que hoy conocemos, han sido sometidos a diversos estudios idiomáticos, históricos y bíblicos con el fin de brindar fidelidad en la Palabra de Dios para diversas audiencias, culturas, idiomas y países con el objetivo de cumplir con la Gran Comisión.

La comunidad de Jalapa en Nueva Segovia (Nicaragua) celebró los 453 años de la traducción bíblica al castellano. La actividad, según varios medios de comunicación del país, se realizó en medio de gran alegría, así como de alabanza y adoración. El pastor Rodolfo Gómez señaló al medio televisivo TN8: “Son 453 años de la traducción de la Biblia. La palabra de Dios es donde están Sus promesas. En ella encontramos salud, vida, amor… hay cambios, vemos deportistas, políticos que han sido impactados por la palabra de Dios”.

Esta es la alegría y emoción que genera la Biblia al estar traducida en un idioma natal, pero, así como hoy la población de Jalapa celebra, muchas otras comunidades del mundo anhelan la Biblia o una porción de ella traducida a su idioma nativo.

Según Wycliffe Global Alliance, más de 700 idiomas tienen la Biblia traducida completa y al menos 1600 idiomas tienen acceso al Nuevo Testamento y algunas porciones de las Escrituras en su idioma. Sin embargo, 1.500 millones de personas no tienen la Biblia completa en su idioma y alrededor de 1.800 idiomas todavía necesitan que se inicie una traducción de la Biblia.

Es así como en el 2022 aún es larga la tarea para los traductores y organizaciones de traducción bíblica en el mundo. “Durante el último año, he estado animado a ver a Dios obrando en el mundo a través de la transformación poder de su Palabra. Comunidades han celebrado la finalización de proyectos de traducción de décadas, mientras que otros han comenzado con entusiasmo a trabajar en las Escrituras en su idioma por primera vez”, señala John Chesnut, presidente de Wycliffe Bible Translator.

Una de estas comunidades que ha visto cumplido el sueño de tener una Biblia completa es el pueblo Jola de Gambia en África. Este trabajo, que benefició a 60.000 personas, tomó tiempo debido a que las labores para la traducción del Nuevo Testamento comenzaron en 2007 y se completaron en 2012. La traducción del Antiguo Testamento comenzó en 2013, del texto hebreo original, y finalizó a mediados del 2022.

“La fe crecerá, personas de todos los orígenes llegarán a conocer a Jesús, y la sociedad de Jola se transformará. La Biblia es para todas las personas, en todos los idiomas vivos. ‘¡Le estamos dando a la gente lo que ha anhelado! La Biblia puede abordar los problemas de nuestra nación, y las necesidades de la gente serán satisfechas, en palabras y hechos”, dijo Michael Ellis, director de la Sociedad Bíblica de Gambia.

Proyectos de traducción en Colombia

El informe “The Finish Line 2022” de Wycliffe reporta que ha este año hay 31 proyectos de traducción bíblica “que están dentro de los tres años de publicación o llegada a un grupo lingüístico” y que representan a “más más de 300 proyectos de traducción similares en todo el mundo esperando cruzar el línea de meta”.

Uno de estos proyectos de que se detalla en este reporte y que florece en Colombia es la traducción de la Biblia al idioma Cacua y que beneficiaría a una comunidad de más de 250 personas. “Los Cacua, un pequeño grupo de personas ubicado en el zona selvática del sureste de Colombia, recibió el Nuevo Testamento en 2004. Esto despertó su deseo por la toda la extensión de la Palabra de Dios, por lo que un equipo ha estado trabajando en el Antiguo Testamento con una meta de finalización de 2024. Aunque COVID-19 ha dificultado los esfuerzos de traducción, el consultor ahora está completamente vacunado y puede regresar a Colombia”, explica.

Otro de los proyectos en los que hace énfasis es el desarrollado en Chocó ubicado en el pacífi co colombiano. Allí está el Chocó Cluster Proyect que esté trabajando en traducir porciones de las Sagradas Escrituras al lenguaje de cabecera y lenguas de montaña de la región. Estos equipos han visto truncado su trabajo debido al covid-19 y a disturbios políticos y sociales de la región pero han avanzado en la traducción del Nuevo Testamento. “A pesar de estas difíciles circunstancias, el equipo formateó los Nuevos Testamentos en ambos idiomas y los envió a impresión”, informó Wycliffe.

Por otro lado, la Sociedad Bíblica Colombiana ha enfocado sus esfuerzos de traducción bíblica en llevarles la Palabra de Dios a los pueblos indígenas colombianos. Según esta organización, “en pro de conservar los idiomas indígenas que hacen parte de nuestro patrimonio cultural, la Sociedad Bíblica Colombiana adelanta dos traducciones a los idiomas Wayuunaiki y Nasa Yuwe para nuestros indígenas Wayúu y Nasa respectivamente, ubicados principalmente en la zona de La Guajira y el Cauca del territorio colombiano. Estos serán los primeros dos pueblos indígenas en contar con una Biblia completa en su idioma natal en Colombia.

Solo la traducción del Antiguo Testamento de la Biblia a un idioma indígena toma en promedio 12 años y su costo es de un millón de dólares americanos”.

La importancia de las traducciones bíblicas – Edesio Sánchez (SBU) & Esteban Fernández (SBI): 

Foto: Chuttersnap – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?