Mujer: Pelea tus batallas

Por Jennifer Barreto

Hace casi 35 años, Esther Lucía Ángel, esposa del pastor Darío Silva-Silva, fundó el ministerio de Mujer Integral y tomó como marco teórico Proverbios 31:10-31, donde se describe a la mujer virtuosa.

“Un día le entregué ese ministerio a mi hija Diana, quien realizó allí una labor maravillosa, que ahora se extiende a nivel global. Nada más importante que la formación espiritual de la mujer, sobre todo, después de la mal llamada «liberación femenina»,  que ha traído consecuencias nefastas para la sociedad… De ahí la enorme importancia de desarrollar en las iglesias un ministerio que les dé equilibrio a las mujeres entre su trabajo profesional y sus deberes como esposa y madre”, cuenta Esther Lucía en su libro “Los tesoros que Dios me dio”.

Es así como desde hace tres décadas, su legado ha dejado una huella imborrable. “Insistentemente les he enseñado a las mujeres que cuiden su hogar, se sometan a sus maridos, y velen por sus hijos, ya que es el honor más grande que recibe una mujer de la Providencia Divina”, cuenta Esther Lucía, quien ha sido mentora y guía de las que hoy dirigen el ministerio en las diferentes sedes de Casa Sobre la Roca.

Una de las enseñanzas clave que han recibido miles de mujeres en este ministerio, es a ser virtuosas, ejemplares, aferradas a la Palabra y ante todo a la oración para ser victoriosas.

Pasos para pelear tus batallas:

Con Dios

Porque el Señor tu Dios está contigo; él peleará en favor tuyo y te dará la victoria sobre tus enemigos. Deuteronomio 20:4.

Con la fe

Pelea la buena batalla de la fe; haz tuya la vida eterna, a la que fuiste llamado y por la cual hiciste aquella admirable declaración de fe delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12.

Con oración

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Filipenses 4:6.

Con paciencia

Pero, si esperamos lo que todavía no tenemos, en la espera mostramos nuestra constancia. Romanos 8:25.

Sin miedo

Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas». Josué 1:9.

Teniendo una comunidad

Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón. Colosenses 3:16.

Siendo integrales

Deben enseñar lo bueno y aconsejar a las jóvenes a amar a sus esposos y a sus hijos, a ser sensatas y puras, cuidadosas del hogar, bondadosas y sumisas a sus esposos, para que no se hable mal de la palabra de Dios. Tito 2:3b, 4-5.

Con sabiduría

La mujer sabia edifica su casa; la necia, con sus manos la destruye. Proverbios 14:1.

Creyendo que Dios lo hará

Si ustedes creen, recibirán todo lo que pidan en oración. Mateo 21:22.

Con alegría y gratitud

El Señor es mi fuerza y mi escudo; mi corazón en él confía; de él recibo ayuda. Mi corazón salta de alegría, y con cánticos le daré gracias. Salmo 28:7.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com

Foto: Sarah Cervantes – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?