¿Qué tanto te influencia un influencer?

Por Norma Elizabeth Pinzón

Los jóvenes amamos usar las redes sociales, compartir fotos, chatear con amigos, ver videos virales y seguir a influencers, pero, sin darnos cuenta gastamos mucho tiempo consumiendo contenido que nos termina influenciando para bien o para mal.

¿Sabías que pasamos en promedio dos horas y 27 minutos al día conectados a las plataformas sociales consumiendo contenido de miles de influencers? Así lo reveló Global Web Index 2022, un informe anual sobre redes sociales y tendencias digitales. Hoy en día, siempre hay alguien en su celular viendo fotos y videos de los famosos influencers que crean contenido viral que nos entretiene. Casi sin darnos cuenta, nuestro cerebro todo el tiempo está recibiendo información que nos influye de algún modo.

Los influencers atraen a millones de seguidores y, a su vez, a marcas y emprendimientos que pagan por aparecer en sus redes, puesto que los influencers han llegado a afectar incluso los hábitos de consumo. Muchos consumidores conocen una marca gracias a la recomendación de un influencer donde, según un informe de Influencer Marketing Hub 2021, Instagram es la red social con mayor enganche (79%), seguido de Facebook (50%) y TikTok (46%), la red más usada por la generación Z. Entre más influyen a los seguidores, más dinero ganan. Por eso, es bueno preguntarse ¿A quién sigo y por qué?

Nuevos mentores

A un clic de distancia puedes encontrar contenidos de más de 12 millones de influencers en 20 países latinoamericanos. Brasil es el país de América Latina con la mayor cantidad de influencers en Instagram, con un total de casi 9,2 millones. Argentina ocupa el segundo lugar donde en Instagram residen alrededor de 1.133.686 de influencers, tal y como lo evidencia el sondeo de Influencity. En el caso de Colombia, en el 2020 se identificaron 407.810 influencers capaces de marcar tendencia y afectar el comportamiento de sus seguidores.

“Hoy en día nuestros ‘mentores’ son los influencers y las redes sociales, por lo que debemos preguntarnos ¿a quiénes les estamos permitiendo guiarnos? Hay quienes te van a mentorear de la mejor manera, con contenido que te aporta, pero también hay influencers que solo buscan la atención, y hacen lo que sea, cosas provocativas o extremas, para cautivar tu atención”, comparte David Espíndola, pastor de Casa Sobre la Roca a Hechos&Crónicas. “No se trata de tener un súper dominio propio, sino de ser muy cuidadosos con las personas que seguimos”.

“Los influencers influyen en todo, la pregunta es… ¿hasta qué punto nos deberíamos dejar influenciar? Yo analizo mucho a quiénes estoy siguiendo porque ellos me van a influenciar. ¿Nuestra manera de pensar, las ideologías que seguimos son determinadas por un algoritmo o por la Palabra de Dios?”, cuestiona Espíndola. “¿Nuestras vidas, pensamientos y gustos van a ser guiados por un influencer o por el Espíritu Santo?”.

Lo digital, un mundo influenciable

El evento “Influencers en el mundo digital CID”, organizado por la Asociación Luis Palau en España, reunió a varios influencers cristianos en una charla sobre cómo ser de influencia en nuestras redes, con nuestros contactos y seguidores. Una de las frases destacadas del evento fue: “El mundo digital no acepta neutralidades. O influyes sobre él, o él influye sobre ti. Influenciemos a nuestros contactos con el evangelio de la cruz”.

Aunque no lo notamos inmediatamente, algunas de las cosas que hacemos, compramos, decimos y pensamos son aprendidas gracias a alguna figura pública que seguimos. Por eso, los cristianos también han descubierto en las redes sociales la facilidad de transmitir la Palabra y dar el mensaje de salvación. Cualquier persona puede hoy compartir en sus Instagram, TikTok o Facebook el mensaje del evangelio. “Cada joven tiene más oportunidades de evangelizar desde su teléfono en internet que las que tuvieron grandes evangelistas masivos en toda su vida”, se lee en el evento.

Como jóvenes, es natural que conozcamos las plataformas digitales y aprendamos a influir en los demás, ¿por qué no usar estos espacios para llevar las Buenas Nuevas de Jesús? Josué Barrios, el autor del libro “Espiritual y conectado. Cómo usar y entender las redes sociales con sabiduría bíblica”, comenta: “Tenemos claro que el ícono al que deberían seguir es Jesús; sin embargo, para que los jóvenes tengan un punto atractivo de Jesús es necesario que personas del medio “Influencer” influyan en su perspectiva buena hacia Jesús”.

¿Influencer o mi iglesia local?

Convertirse en influencer puede ser una forma efectiva de llegar a los jóvenes; sin embargo, esto puede ser una excusa para tener más seguidores, algo que conlleva una mayor responsabilidad, pues la influencia espiritual no se puede tomar a la ligera. El pastor David Espíndola responde que “en vez de buscar tanto la inspiración en los líderes incluyentes en las redes sociales, deberíamos buscar la corrección en nuestros líderes locales”.

Pero, ¿por qué nos llaman tanto la atención los influencers cristianos? “Porque nunca vamos a tener una conversación real con ellos, no nos van a confrontar. En cambio, los que tenemos cerca nos van a invitar a una vida más santa, nos van a intentar corregir en algunas áreas que queremos crecer”, indica el pastor David. “A la gente le gusta escuchar mensajes inspiradores y eso es bonito, pero estás oyendo a la voz llamativa, en vez de oír la voz que te va a guiar a los pasos de Cristo”.

Inevitablemente seguiremos encontrando todo tipo de contenido, cristiano o no, por tanto, vamos a seguir siendo influenciados por lo que vemos. Las redes sociales no son negativas, pero debemos usarlas con sabiduría. Una primera acción para empezar a tener dominio sobre esto, es filtrar las cuentas que seguimos. Otra acción es orar por los influencers. Al orar por un influencer, estarás orando por toda la comunidad que la sigue. Para finalizar, haz lo que dice Marcos 1:18: Al momento dejaron las redes y lo siguieron. Dejar las redes nos permite tener tiempo para dejarnos influir por Cristo, el mejor influencer.

Por: Norma Pinzón –  norma.pinzon@revistahyc.com

Foto: Karsten Winegeart – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?