¿Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo en pandemia?

Por Revista Hechos&Crónicas

El impacto de la pandemia del coronavirus ha dejado huella en el mundo laboral, haciendo que muchas empresas se reinventen y busquen nuevos trabajadores que se adapten a las necesidades del mercado. Conozca cómo presentarse a una entrevista de trabajo con estas nuevas condiciones.

Durante el 2020, muchas personas han perdido su empleo y muchas empresas han quebrado debido al COVID-19. Según el Dane, para el mes de septiembre la tasa de desempleo del total nacional fue 15,8%, lo que significó un aumento de 5,6 puntos porcentuales frente al mismo mes del año 2019 (10,2%). No obstante, la economía ha empezado a adaptarse a los espacios digitales y al mercado online, obligando a las empresas a transformar sus negocios y a contratar a personas que puedan incursionarse al mundo digital y al teletrabajo.

En la actualidad, las pequeñas y medianas empresas son claves para el desarrollo de la economía nacional, pues son las responsables del 80% de la generación de empleo, del 90% de la actividad productiva y del 35% del PIB nacional. Dichas empresas tienen que lograr un desarrollo empresarial post-COVID que cumpla los protocolos de bioseguridad, tenga una transformación digital, adopte las nuevas competencias laborales, acceda a la tecnología e innovación y genere empleo.

Teniendo en cuenta lo anterior, los reclutadores han realizado algunas observaciones importantes para encontrar trabajadores capaces de entender estos cambios.

Quienes desean encontrar trabajo en tiempos de pandemia y lograr pasar exitosamente las entrevistas, estos consejos son útiles para entender cómo funcionan los nuevos procesos de selección.

Antes de la entrevista:

  • En primer lugar, usted puede preguntar si la entrevista se puede realizar por teléfono o por videollamada. Es posible que el empleador sea flexible a este respecto.
  • Aunque la entrevista sea presencial o virtual, debe estar bien presentado y aseado. Si la entrevista es virtual, ubíquese en un sitio donde tenga buena conexión a internet y encuentre un espacio iluminado y limpio.
  • Recuerde que su hoja de vida debe cumplir con el perfil que está buscando la empresa. Si le realizan una llamada, puede ser un filtro para verificar que lo que usted puso en la hoja de vida sea cierto.
  • Investigue a la empresa, busque sus valores empresariales, las áreas, su página web, sus redes sociales, y si sabe quién lo va a entrevistar, puede buscar información de la persona en LinkedIn (es una red social donde puede conocer empresas y empleados).

Durante la entrevista:

  • Manténgase relajado pero atento. No muestre demasiado nerviosismo, ya que esto le puede jugar en contra.
  • Hable despacio, claro y exprésese de forma respetuosa.
  • El lenguaje corporal también cuenta. Siéntese derecho, no se encorve porque puede parecer tímido o que no está interesado. Expresarse con las manos a la hora de hablar muestra seguridad.
  • Es posible que le pregunten cómo enfrentó la pandemia y cómo se siente, ya que la empresa podrá preocuparse por la situación del aspirante.
  • También le preguntarán cómo es el equilibrio entre su vida privada y su trabajo. Como el teletrabajo es fundamental para algunas empresas, el reclutador deseará entender cómo es su entorno familiar.
  • Van a averiguar su manejo de nuevas herramientas tecnológicas y sus habilidades en plataformas colaborativas y de videoconferencias como Teams, Skype, Zoom, Slack o Google Meet.
  • Usted también puede preguntarle al reclutador cómo la empresa ha gestionado la crisis de la pandemia: el teletrabajo, jornadas flexibles, distancia social en el lugar de trabajo, o incluso políticas estratégicas para sostenerse económicamente.
  • Lo más importante, sea usted mismo.

Después de la entrevista

Los reclutadores a la hora de evaluar sus respuestas tendrán en cuenta su nivel de calidad humana, si fue honesto al admitir las dificultades sufridas durante la pandemia, su capacidad resolutiva y responsabilidad, si el espacio que cuenta es el adecuado para teletrabajar y, sobre todo, su interés por adaptarse a la organización.

El proceso de selección puede variar según la empresa, pero lo importante es que se sienta confiado de que fue sincero con sus respuestas y que no fingió ser alguien que no es. La respuesta es ser usted mismo y ser coherente con lo que puso en su hoja de vida, ya que tarde o temprano se van a dar cuenta de las habilidades que tiene.

Ore y pídale a Dios que guíe a la empresa a que puedan ver en usted todas sus capacidades y talentos. Y si no lo llaman, no se desanime, Dios conoce cuál es su sitio y lo pondrá en el lugar que pertenece. Ante todo, nunca pierda de vista lo que quiere ser, tanto como si lo contratan o no, su deber es continuar preparándose y agradando a Dios en todo lo que hace. Cuando entregamos a Dios lo que hacemos y le pedimos por nuestros sueños, Él, tarde que temprano, cumplirá con sus promesas y concederá los deseos de su corazón.

Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán. Proverbios 16:3.

Siete pecados capitales de una entrevista de trabajo:

  1. No conocer la empresa
  2. No conocer a quien lo entrevista
  3. No hacer preguntas
  4. No entender a lo que está aplicando
  5. No aplicar
  6. No ser usted
  7. Ser orgulloso

Por: Norma Elizabeth Pinzón – norma.pinzon@revistahyc.com

Foto: Ijeab – Freepik (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?