Alineación y balanceo

por Revista Hechos&Crónicas

Estos conceptos, tan acuñados cuando se habla de automóviles, son parte de lo que necesitamos los seres humanos. ¿Cuál es la definición de alineación y balanceo?


Alineación: Acción y efecto de alinear o alinearse/ Formación de un equipo/ Conjunto de menhires dispuestos en línea paralela. Alinear es poner en línea recta o adscribirse a un determinado bloque. Funciona igual para la mecánica, poner en línea recta, con relación al eje, las ruedas del automóvil. ¿Para qué? Para andar, para que no vaya una para allá y otra para acá.

Balanceo: Acción y el efecto de balancear. Es el equilibrio de las ruedas del automóvil. Igualar, poner en balance, poner en equilibrio. Es establecer equilibrio, balancear, igualar, poner las cargas al mismo nivel.

Entonces, ¿por qué debemos tener en nuestra vida espiritual un proceso de alineación y balanceo? Porque necesitamos establecer un equilibrio.

Recordemos que este proceso es básicamente ponernos en línea recta con relación al eje, establecer un equilibrio con relación al centro y ponernos en la correcta posición en relación a la viga maestra.

Entonces, deducimos que lo primero que hay que hacer como cristianos para alinearnos y balancearnos es: Encontrar el eje, descubrir el centro y conocer cuál es la viga maestra.

La vida cristiana es muy sencilla si tenemos claro cuál es el eje, el centro y la viga maestra, porque para alinear nuestra vida con relación al eje y para balancearnos con relación al centro, debemos conocerlos.

Efesios 2:19-20 dice: Por lo tanto, ustedes que ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y los profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular.

Este pasaje nos muestra claramente que como hijos de Dios estamos alineados a la familia de Dios. Nuestro eje, nuestro centro, nuestra viga, nuestro fundamento es Jesucristo. Así dice la Escritura: «Miren que pongo en Sion una piedra principal escogida y preciosa, y el que confíe en ella no será jamás defraudado». 1 Pedro 2:6.

Y antes, el apóstol decía: “Siendo Cristo Jesús la piedra angular”. Entonces nosotros tenemos que estar alineados a Jesucristo. La Palabra de Dios dice que los que no creen, o sea, los que se alinean con los incrédulos, también han llegado a ser una piedra de tropiezo y una roca que hace caer. O sea, si usted no está alineado dentro de la familia de Dios, está alineado con los otros.

Entonces, ¿qué hace el estar alineado? Testifica de su posición y testifica de la posición que tienen los otros. Es lo primero. Usted no puede vivir una vida en el Señor sin estar alineado a los apóstoles del Señor, a la enseñanza apostólica del Señor, a la autoridad apostólica del día de hoy y a la familia de Dios. Uno no puede vivir una vida fuera de la Iglesia, fuera de la familia. No puede vivir una vida sin estar en línea recta con relación al eje, establecer un equilibrio con relación al centro y ponerse en la correcta posición en relación a la viga maestra. Usted y yo necesitamos alineación y balanceos espirituales permanentes.

Por: Esteban Fernández. Director del Ministerio Latino de Bíblica, y presidente del ministerio de capacitación a líderes “Nuestra Fortaleza”.

Foto: Freepik (Foto usada bajo licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?