Es lunes, ¡qué pereza!

por Revista Hechos&Crónicas

Cuando llega el viernes queremos salir temprano del trabajo para dedicarnos a descansar el fin de semana, pero la verdad es que la mayoría aprovecha para hacer mil cosas: salir con amigos, ir a la iglesia, almorzar con la familia, hacer mercado, salir de paseo, arreglar la casa, hacer vueltas personales, entre otras actividades que nos dejan sin aliento.


¿Se ha preguntado cuál es la razón científica por la cual nos sentimos cansados los lunes por la mañana? Los especialistas lo han catalogado como “jet lag social”.  

¿Por qué el segundo día de la semana da tan duro?

Una publicación del Huffington Post señala que “este trastorno no puede ser diagnosticado clínicamente, pero es una tendencia que está afectando los hábitos de sueño de las personas. Así lo explicó la especialista del Programa de Conducta del Sueño del Centro médico Montefiore en Nueva York, Shelby Freedman”.

Por ejemplo, trasnochar descontrola nuestro reloj circadiano (encargado de regular el sueño, la vigilia y el apetito), entonces  la rutina de ir a la cama que se venía haciendo de lunes a viernes se ve afectada por el sábado y el domingo. El reloj interno se confunde y se atrasa por la falta de descanso que pide el cuerpo, por eso los lunes hay muchos que no se quieren levantar e inician su semana de mal humor.  

Datos curiosos

Un estudio calculó que el tiempo que pasa la gente quejándose el lunes es de 34 minutos frente a los 22 que dedican a lamentarse el resto de días de la semana. Otra investigación concluyó, que los lunes, la mayoría de personas no emite ni una tímida sonrisa hasta pasadas las 11am.

¿Sabía que el día más triste del año en los países que tienen estaciones se llama Blue Monday (Lunes Azul)? Esta fecha coincide con el tercer lunes del mes de enero (2022: 10 de enero,  2023: 16 de enero, y 2024: 15 de enero).

De acuerdo con el portal mentalhealth.org.uk existen varios parámetros “negativos” que trae el Blue Monday:

  • Se trata del comienzo de la semana laboral (lunes).
  • Aún no han pagado el salario.
  • El clima suele ser malo.
  • Están represadas las deudas de Navidad.
  • La motivación suele ser baja.

Esta fecha se mide con la siguiente fórmula:

1/8C+(D-d) 3/8xTI MxNA.

En ella, la “C” es el factor climático, “D”, las deudas que nos dejan las navidades, “d” es el dinero cobrado en enero, “T” es el tiempo transcurrido desde el final de la Navidad, “I” es el tiempo transcurrido desde el último intento fallido de eliminar un mal hábito (por ejemplo, fumar), “M” son las motivaciones del individuo y “NA” es la necesidad de actuar para cambiar la vida.

La ecuación dio como resultado que el tercer lunes de enero es el día más deprimente del año. Sin embargo, y como más tarde se demostró, la fórmula no tiene ni pies ni cabeza. De hecho, su origen está en una campaña de marketing, no es fruto de la ciencia.

Al día lunes también le atribuyen eventos desafortunados: La tragedia de la maratón de Boston, la masacre de Virginia Tech School , la de Navy Yard en Washington que dejó 12 muertos; y el tiroteo de Toulouse que dejó cuatro, también fueron un lunes.

Finalmente, el British Medical Journal observó que los lunes hay un aumento del 20 % en ataques al corazón.  

¿Cómo evitar esta situación?

Algunos de los consejos que Freedman ofrece para sobrellevar los lunes es  definitivamente  dormir bien durante la semana para no tener sueño atrasado, hacer siestas si va a salir por la noche, elegir un solo día para quedarse despierto hasta tarde y no dormir de más el sábado o el domingo.  

Otros consejos…

  • No le tema al lunes: El inicio de una nueva semana puede ser difícil luego de dos días de descanso. Corte de raíz el estrés, la ansiedad y entréguele todo al Dios. Ya te lo he ordenado: ¡Sé fuerte y valiente! ¡No tengas miedo ni te desanimes! Porque el Señor tu Dios te acompañará dondequiera que vayas. Josué 1:9.  
  • Deje el afán: No hay nada mejor que dejar las cosas listas el domingo en la noche para levantarse el lunes con calma, hacer el devocional, tomar un buen baño, incluso hacer un poco de gimnasia y desayunar con calma. Encomienda al Señor tus afanes, y él te sostendrá… Salmo 55:22a. 
  • Orden, ante todo orden: No se vaya el viernes de su trabajo con todo patas arriba. Haga un esfuerzo de tener su espacio de trabajo limpio y ordenado, así llegará el lunes a su lugar de trabajo con todo organizado.
  • Vístase bien: Así suene superficial, la vestimenta puede ayudarle a subir el ánimo. No llegue despeinado y desarreglado.
  • Sea feliz: No hay que odiar ningún día de la semana. Dios creó siete para administrarlos de la mejor forma. Disfrute y dele gracias por sus bendiciones. Mientras la tierra exista, habrá siembra y cosecha, frío y calor, verano e invierno, y días y noches. Génesis 8:22.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com 

Foto: Matthew Henry – Unsplash (Foto usada bajo licencia Creative Commons) 

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?