Dichos populares que provienen de la Biblia

Por Revista Hechos&Crónicas

Existen dichos comunes que usamos a diario y que nos sorprenden cuando sin saber, los encontramos al navegar por la Biblia. Algunos están tergiversados, otros solo están basados en los pasajes, pero todos contienen la sabiduría que Dios quiere transmitirnos. A continuación, los más comunes:

Ojo por ojo, diente por diente

Ustedes han oído que se dijo: “Ojo por ojo y diente por diente”. Pero yo les digo: No resistan al que les haga mal. Si alguien te da una bofetada en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. Mateo 5:38-39.

Hay que ver para creer

Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás. Juan 20:24-29.

Dime con quién andas y te diré quién eres

El que con sabios anda, sabio se vuelve; el que con necios se junta, saldrá mal parado. Proverbios 13:20.

Todo esfuerzo tiene su recompensa

Todo esfuerzo tiene su recompensa, pero quedarse solo en palabras lleva a la pobreza. Proverbios 14:23.

En un abrir y cerrar de ojos

En un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta. Pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados. 1 Corintios 15:52.

Al que madruga, Dios lo ayuda

El que madruga para el bien, halla buena voluntad; el que anda tras el mal, por el mal será alcanzado. Proverbios 11:27.

Va como cordero al matadero

Maltratado y humillado, ni siquiera abrió su boca; como cordero, fue llevado al matadero; como oveja, enmudeció ante su trasquilador; y ni siquiera abrió su boca. Isaías 53:7.

Es mejor dar que recibir

Con mi ejemplo les he mostrado que es preciso trabajar duro para ayudar a los necesitados, recordando las palabras del Señor Jesús: “Hay más dicha en dar que en recibir”. Hechos 20:35.

El hombre propone, la mujer dispone

El hombre propone y Dios dispone. Proverbios 16:1.

Nadie es profeta en su tierra

Y se escandalizaban a causa de él. Pero Jesús les dijo: —En todas partes se honra a un profeta, menos en su tierra y en su propia casa. Mateo 13:57.

Foto: Priscilla Du Preez – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?