Consejos para que los niños no se aparten de Dios

Por Revista Hechos&Crónicas

Mis hijos de 9 y 10 años dicen: —mami, el mundo cada día es más loco, en noticias vemos cosas terribles, hay muchas personas y famosos cristianos que se han apartado de Dios. Uno queda “plop” con ese tipo de reflexiones tan profundas (cuando tenía su edad, ¡jamás pensaba en eso!).

Yo les respondo: —Papá y mamá oran a Dios todos los días por ustedes para Él los guarde, abra sus mentes y no caigan en las mentiras del diablo. Ustedes son escogidos por Dios y apartados para un propósito eterno. Nunca se aparten de sus caminos; siempre sean luz a donde quiera que vayan, que sus testimonios hagan que otras personas conozcan de Dios.

Ellos responden: —No te preocupes mamita, siempre estaremos agarrados de papito Dios, ustedes nos han enseñado a buscarlo y a confiar en Él. Esta es una respuesta que alivia, y que confirma que estamos haciendo las cosas bien.

¿Qué tan aferrados están tus hijos a Dios? ¿Qué has hecho para que no abandonen la fe? A continuación, lee estos consejos de Super Libro que explican cinco factores que hacen que los niños no abandonen la fe cristiana al crecer:

Principios bíblicos

Un factor importante que influye en los niños positivamente es el hecho de que tú, como padre o madre, les enseñes los principios bíblicos en la vida cotidiana a tus hijos.

Influencia cristiana

La influencia de las personas cercanas tiene mucho que ver. Procura que tus hijos se desarrollen en la cercanía de un amigo que sea buena influencia en el caminar con Cristo.

Servicio

Compromiso de alguna forma en espacios de servicio. Si tus hijos sirven regularmente en su congregación, tienen la posibilidad de desarrollar una fe más fuerte en el futuro.

Oración

Los niños que aprenden a orar tanto de forma privada como pública mientras crecen, tienden a tener más posibilidades de cultivar una fe sólida en el futuro.

Leer la Biblia

Factor que puede influir más en el desarrollo de la fe del niño, es el hecho de enseñar a tus hijos a leer regularmente la Biblia mientras crecen.

Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades. Deuteronomio 6:6-9.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com

Foto: David Beale – Unsplash (Foto usada bajo Licencia Creative Commons)

 

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?