Lo que es primero

Por Revista Hechos&Crónicas

Entre el trajín del día a día, las responsabilidades con la familia y presiones del trabajo, siempre, que hay mil tareas por realizar, todas, pareciera que fueran importantes y urgentes. Corriendo de un lado para otro, de aquí para allá, como quiera que sea: ¡Hay que ganarle al tiempo! Con los afanes a menudo, se pasa por alto la primera prioridad.

Nancy DeMoss Wolgemuth, en su programa “Aviva nuestros corazones”, con respecto a las prioridades explicó que: “De hecho, he aprendido que hasta hace unos cien años, no había tal palabra en plural, no existía el término prioridades. Solo existía la palabra prioridad. Por definición solo una cosa puede ir primero. Solo puede haber una persona en primer lugar en la fi la. La palabra prioridad significa: “Lo que es primero”.

Cuando estás agobiada por tanta tarea, es bueno parar, respirar y tener presente el ejemplo del Señor Jesús: Él por su parte, solía retirarse a lugares solitarios para orar. Lucas 5:16. Si apartas un tiempo habitual a solas con Dios antes de tus actividades diarias, sincronizarás perfectamente el tiempo con el del Padre, así como lo hizo el Señor.

De igual forma, DeMoss Wolgemuth, al analizar y explicar letra por letra la palabra PRIORITIES (en inglés, prioridades en español) en su serie titulada: Primero lo primero, dice que: “es un tema que toda mujer está interesada en profundizar, porque muchas sentimos que de alguna manera perdemos el tiempo en lo relativo a nuestras prioridades, de ¿cómo manejamos las demandas que vienen a nuestras vidas día tras día sin sentirnos sin aliento y jadeando en el proceso? A cada letra le he puesto una palabra, que, con diversos elementos, te ayudarán a comprender mejor”.

Prayer, orar en inglés, en español recuerda la frase “Perseverando en la oración”. Busca primero al Señor. Pídele sabiduría para dirigir tus pasos. Esa es la prioridad número uno, nuestro caminar con Dios. Mateo 14:23.

Revisa las prioridades de Dios para tu vida basada en Su Palabra. Ve a las Escrituras y descubre lo que quiere decirte cada día de tu vida ¿Cuáles son las cosas importantes? ¿Qué debes mantener en primer lugar en tu vida? Salmo 32:8

Inventario evaluá calcula y pregúntate, ¿cómo estoy utilizando mi tiempo? ¿Qué hay en mi lista de cosas para hacer? ¿Qué hay en mí registro o relación de  responsabilidades? ¿Son estas las cosas que están dentro del renglón de prioridades de lo que he descubierto para mi vida en la Palabra de Dios? Salmo 127:2.

Ordena tu horario, las actividades, involucramiento en las tareas del día, de acuerdo con las prioridades: “Tú eres quien determina cuáles son las prioridades para el día a día de tu vida”. Mientras empiezas, tus responsabilidades, ordena tus pasos y decisiones de lo que hay que hacer de acuerdo a esas prelaciones. Salmo 5:3.

Resistir lo que alguien ha llamado “La tiranía de lo urgente”. En el proceso de atender esas tareas urgentes vas descuidando las tareas que realmente son importantes, con respecto a esto el Señor Jesús, le dice a los fariseos: Pero ustedes han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia, y la *fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello. Mateo 23:23b. Asegúrate que en el proceso de hacer lo inmediato, no estás pasando por alto las cosas que realmente son importantes.

Información diles a otras personas que te colaboren, de tu alrededor, que te conocen y te aman, (preferiblemente personas que conozcan y amen al Señor también) que te ayuden a determinar cómo ordenar tu horario. Después del Señor, al primero que debes ir, si eres una mujer casada, es a tu esposo. ¿Alguna vez le has pedido que te ayude con tu lista de responsabilidades? Busca al Señor junto a tu esposo. Oren juntos respecto a tus prioridades y busca con confianza la guía de Dios. 1 Juan 5:14-15.

Toma ventaja del tiempo que Dios te da, aprende a redimir el tiempo, Aprovechándolo bien”, busca una estrategia para emplearlo al máximo. Efesios 5:16-18.

Identificar los ladrones del tiempo, “Las pequeñas zorras”. ¿Cuáles drenan tu energía, robando el espacio y evitan que hagas las cosas que son verdaderamente importantes? Necesitas identificarlos y entonces –aquí está la parte dura– es necesario eliminarlos. Cantares 2:5.

Experimenta. Y vive cada tiempo y momentos a plenitud. Entra tranquila a cualquier temporada en el cual Dios te ha puesto. Eclesiastés 3:1.

Sensible mantente rendida al Espíritu de Dios, a través de tu caminar diario, permite que te dirija, escucha Su voz. Si lo haces, significa que estás comprometida con Él, reconoce que tu tiempo y los diferentes acontecimientos están en sus manos. Salmo 31:15.

Habrá épocas donde no te será fácil descifrar cuáles son las prioridades de Dios para ti. Así te sea difícil, necesitas poner la mirada en Él y pedirle que te muestre sus caminos y te guíe. Salmo 25:4-5.

Cuando estés agobiada, cansada por tanta tarea, es bueno parar, respirar, descansar un momento. Te será muy útil tener presente la escena del Señor Jesús en casa de su amigo Lázaro y lo que le dijo a Marta cuando estaba agobiada con sus labores: —Marta, Marta —le contestó Jesús—, estás inquieta y preocupada por muchas cosas, pero solo una es necesaria María ha escogido la mejor, y nadie se la quitará. Lucas 10:41-42.

Por: Hilda Cristina López – forjatalentos@gmail.com

Foto: Daniel Hering (Foto usada bajo Licencia Creative Commons) – Unsplash

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?