2022: volver a Dios

Por Jennifer Barreto

El pastor Darío Silva- Silva dio a conocer a la feligresía de Casa Sobre la Roca  la consigna para el próximo 2022. Pero tú debes volverte a tu Dios, practicar el amor y la justicia, y confiar siempre en él. Oseas 12:6 NVI

“El profeta Oseas aplica su caso personal para dar un mensaje colectivo. Su esposa adúltera, Gomer, simboliza al pueblo desleal a Dios en una época histórica precisa. Hoy se puede decir que la iglesia Esposa de Cristo, le ha volteado la espalda y es necesario que vuelva a Él, como se lo reclama proféticamente”, explica el pastor Darío Silva Silva en el comunicado oficial.

¿Qué es volver a Dios si Él permanece estable?  

Es abandonar las sendas equivocadas, que nos desvían del Camino. El profeta ofrece tres claves: Amor, justicia y fe.

 Siete claves fundamentales para volver a Dios en 2022:

  1. Volver al amor (Lucas 10:27) 

“No se puede pretender a mar a Dios sin amar al prójimo como a nosotros mismos. ¿Tenemos amor propio?”

  • Él quiere que al año entrante volvamos al primer amor: Dios.
  • Él quiere que tengamos amor propio y no nos menospreciemos a nosotros mismos.
  • Si no me amo, no amo a mi prójimo.

“volver a Dios es volver al amor”

  1. Volver a la justicia (Isaías 32:17)

“En nuestra sociedad, suena irónico “volver a la justicia” porque nunca la habido del todo, pero los cristianos debemos esforzarnos por practicarla”.

  • La paz solo viene si hay justicia.

“Volver a Dios es volver a la justicia”

  1. Volver a la fe -confianza en Dios- (Romanos 1:17)

“De hecho, el evangelio se revela la justicia que proviene de Dios, la cual es por fe de principio a fin, tal como está escrito: -el justo vivirá por la fe-”.

  • Se observa que la fe y la justicia van ligadas, pero volver a Dios es volver a la fe en tres manifestaciones:
  1. Fe salvadora.
  2. Fe como fruto espiritual.
  3. Fe como don (combustible de los milagros).

“Volver a Dios es volver a la fe”

  1. Volver a la libertad (Juan 8:32)

“En la sociedad actual no hay libertad, sino libertinaje. Somos libres para hacer lo bueno, no para hacer lo malo. Como dice el lema del escudo: debe haber Libertad y Orden”.

  • Donde está el Espíritu de Dios hay libertad.
  • “Libertad con orden es la verdadera libertad, y orden con libertad es el verdadero orden”

“Volver a Dios es volver a la libertad”

  1. Volver a la Biblia. (Salmo 119:160)

“La lectura diaria de la Palabra de Dios asegura nuestro caminar. Hay textos sobre la Biblia que la gente de hoy lee, pero muchos se han vuelto remisos a leer y analizar la propia Escritura”.

  • Es totalmente necesario volver a la lectura de las Sagradas Escrituras y a meditar en ella.

“Volver a Dios es volver a la Biblia”

  1. Volver al Espíritu (1 Tesalonicenses 5:19)

“La lectura compulsiva de las Escrituras lleva a algunos a frenar la acción del Espíritu Santo en sus vidas”.

  • La Palabra de Dios sin el Espíritu es vana.
  • “La Biblia son los rieles, el Espíritu Santo es el tren. El tren solo puede andar sobre los rieles, y los rieles son inservibles sin el tren”.
  • No a la Palabra por fuera del Espíritu, y al Espíritu por fuera de la Palabra.
  • “La Biblia es la chimenea, el Espíritu Santo es el fuego. La chimenea sin fuego no calienta a nadie; el fuego por fuera de la chimenea incendia la casa”.
  • Es importante que volvamos a dejar actuar al Espíritu. Hay que dejar que sople.

“Volver a Dios es volver al Espíritu Santo”

  1. Volver a la oración (Colosenses 4:2) 

“Si queremos volver a Dios, el único camino real y posible es la oración que nos orienta para la acción”.

  • No hay cristianismo sin oración.

“Volver a Dios es volver a la oración”

Cuidado con estos verbos derivados de volver:   

  • Devolver: “No hay que devolverse al pasado, pero hay que devolver lo que hayamos quitado a alguien: tranquilidad, buen nombre, dinero, etc.”.
  • Envolver: “Frecuentemente se están ofreciendo paquetes con envolturas atractivas pero solo contienen basura. Mucho cuidado, hay que volver sin dejarse envolver del enemigo”.
  • Revolver: “Se detecta en los días que corren un revoltijo de ideas, de teorías, suposiciones, de mentiras que se infiltran en los creyentes. Nunca olvidemos que la verdad no admite mestizaje espiritual de ninguna naturaleza, porque es verdad en sí misma. Se llama Jesucristo”.

Analicemos el nuevo lema…

2022: Volver a Dios = Volver al Verbo

  • Veinte Veintidós y Volver, se escriben con la misma V de VERBO.

“Tenemos todo el año para volver a la familia, volver al amor en el hogar, volver al amor en la pareja, volver al amor de los hijos con los padres y de los padres con lo hijos.  Pero en medio de todo, pensemos lo que significa volver al templo.

Volver al templo

“La presencialidad  no puede eliminarse en el auténtico cristianismo”.

La virtualidad es un instrumento maravilloso, pero la presencialidad no puede eliminarse. Pensemos seriamente lo que la Biblia dice sobre el tema:

“Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo”. Hechos 5:42. 

“No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca”.  Hebreos 10:25.

Conclusión:

El comunicado oficial explica: “En términos coloquiales pero esenciales podemos declarar:

  • 2022, una de dos: volver a Dios o decir adiós.

Por lo tanto, adviértele al pueblo que así dice el Señor Todopoderoso:»“Vuélvanse a mí, y yo me volveré a ustedes.  —afirma el Señor Todopoderoso—. Zacarías 1:3.

Por: Jennifer Barreto – jennifer.barreto@revistahyc.com

Foto: Revista Hechos&Crónicas

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?