Océanos limpios ¿Utopía ahogada por plástico?

por David Bernal

La organización sin fines de lucro, 5 Gyres, realizó la “Estimación global de la contaminación plástica marina” y encontró que hay más de 170 billones de partículas de plástico, que pesan aproximadamente 2 millones de toneladas, flotando en los océanos del mundo.

“A partir de 2005, se produce un rápido aumento de la masa y abundancia del plástico oceánico, lo que puede reflejan aumentos exponenciales en la producción de plástico, fragmentación de la contaminación plástica existente o cambios en la generación y gestión de residuos terrestres. Sin una acción inmediata, la tasa de entrada de plástico se espera que los ambientes acuáticos aumenten aproximadamente 2,6 veces entre 2016 y 2040”, señalan los autores de la “Estimación global de la contaminación plástica marina”.

Según el documento “De la contaminación a la solución: una evaluación global de la basura marina y la contaminación por plásticos”, elaborado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) advierte: “el plástico representa el 85 % de los residuos que llegan a los océanos y advierte que, para 2040, los volúmenes de este material que fluirán hacia el mar casi se triplicarán, con una cantidad anual de entre 23 y 37 millones de toneladas. Esto significa alrededor de 50 kilogramos de plástico por metro de costa en todo el mundo.

La revista Hechos&Crónicas comparte algunas organizaciones e iniciativas que buscan limpiar parte de la contaminación de los mares, a través de la recolección de basuras y plásticos, con el fin ayudar a la limpieza del agua y a la conservación de las distintas especies marinas.

The Ocean Clean Up

Se trata de una organización sin fines de lucro, está desarrollando y ampliando tecnologías para eliminar el plástico de los océanos del mundo. El objetivo de The Ocean Clean Up es haber eliminado el 90 % del plástico flotante en los océanos para 2040. Para lograrlo, la estrategia de limpieza tiene dos frentes: eliminar los plásticos de los ríos y vías fluviales que desembocan en el océano y extraer los desechos heredados del océano.

Esta estrategia se basa en que las corrientes que circulan en la mancha de basura mueven el plástico, creando puntos naturales de mayor concentración en constante cambio. Con la ayuda de modelos computacionales, The Ocean Clean Up predice dónde están estos puntos críticos y ubicamos los sistemas de limpieza en estas áreas. Al mantener una diferencia de velocidad relativa con respecto al plástico, el plástico puede quedar atrapado en la zona de retención del sistema de limpieza. Una vez que el sistema está lleno, la parte trasera de la zona de retención se sube a bordo, se sella, se separa del sistema y se vacía a bordo del barco. Luego se vuelve a colocar la zona de retención en su lugar y continúa la limpieza. Una vez que los contenedores están llenos de plástico a bordo del barco, es llevado a tierra para reciclarlos.

A inicios del 2023, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y The Ocean Cleanup firmaron un Memorando de Entendimiento (MoU) para colaborar en la eliminación de la contaminación plástica en océanos y ríos de todo el mundo. “Eliminar la contaminación plástica en todas sus formas es clave para proteger la salud humana y planetaria y salvaguardar el desarrollo sostenible”, dijo Achim Steiner, administrador del PNUD.

Suzuki Clean Ocean Project

Esta iniciativa fue creada por Suzuki Marines en 2010 con el objetivo de ayudar a la limpieza del medio marino a través de tres estrategias: La campaña “A limpiar el mundo”, la reducción de los envases de plásticos y la recolección de desechos microplásticos marinos.

La “Campaña A Limpiar el Mundo” se realiza cada año a nivel mundial para contribuir a un mejor medio ambiente marino y han participado más de 15.000 personas en este proceso. En Japón, la campaña ha sido reconocida oficialmente por el Ministerio de Medio Ambiente en la “Campaña Plastic Smart”.

El trabajo en la reducción de plásticos consiste en reemplazar algunos materiales plásticos por otros materiales tanto en su fabricación como en su empaque. A través de esta línea de acción se han reducido más de 45 toneladas de materiales plásticos.

Finalmente, Suzuki ha desarrollado el dispositivo recolector de microplásticos (MPC) y que permite que los motores fuera de borda recojan microplásticos sin afectar el rendimiento del motor ni dañar el medio ambiente. El MPC se ha instalado en distintas referencias de motores fuera de borda como equipamiento estándar desde julio de 2022 y se ha probado con éxito en distintos océanos del mundo.

4Ocean

Esta es una iniciativa de dos surfistas, Alex Schulze y Andrew Cooper, que fue fundada en 2017 en Boca Ratón. Según información de la propia organización, desde el 2017 han recogido más de 32 millones de libras de basura del océano y las costas.

A través de la financiación obtenida de la venta de manillas, camisetas y gorras, esta organización limpia de basura y plásticos los océanos de distintas partes del mundo. 4ocean es una de las únicas empresas en el mundo que gestiona directamente una operación global de limpieza de océanos y emplea capitanes y tripulaciones profesionales a tiempo completo para recuperar plástico y otros desechos dañinos de los océanos, ríos y costas del mundo, los siete días de la semana.

“Cuando mi amigo y yo fundamos esta empresa, éramos sólo dos surfistas que intentábamos limpiar el océano. Nunca imaginamos que nuestra pequeña y rudimentaria startup se convertiría en una operación de limpieza global que recupera millones de libras de basura de los océanos, ríos y costas del mundo cada año. Pero lo hicimos como siempre lo hemos hecho: una libra de basura a la vez”, explica Alex Schulze, cofundador y CEO de 4ocean.

Por: David Bernal – david.bernal@revistahyc.com

Fotos: The Clean Ocean – Suzuki Clean Ocean Project – 4Ocean

Artículos relacionados

Dejar comentario

Are you sure want to unlock this post?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
¿Chatea con nosotros?