Feligreses detienen a tirador en ataque a iglesia presbiteriana en Los Ángeles

Por Revista Hechos&Crónicas

El departamento del Sheriff del condado de Orange en Los Ángeles, California, informó que este domindo 15 de mayo a la 1:26 de la tarde se reportó un tiroteo en la iglesia Geneva Presbyterian Church en Laguna Woods. El tirador fue detenido por los feligreses que asistían al servicio en el momento del ataque según informaron las autoridades.

La oficina del Sheriff explicó que “El sospechoso del tiroteo en la iglesia de Laguna Woods ha sido identificado como David Chou, de 68 años, de Las Vegas, NV. Ha sido fichado por un delito grave de asesinato y cinco delitos graves de intento de asesinato”.

Según la cadena de noticias Univisión, los feligreses asistían a un banquete tras el servicio religioso matutino en esa iglesia del condado de Orange y la congregación estaba tomándose fotos con un pastor que había regresado de Taiwán después de dos años cuando se escucharon las primeras detonaciones.

Univisión también detalló que “testigos de la balacera en la iglesia presbiteriana de Laguna Woods dijeron que el pastor golpeó al agresor con una silla cuando hizo una pausa para recargar su arma y otros miembros de la congregación lo abordaron para inmovilizarlo. Tanto el atacante como las víctimas son de ascendencia taiwanesa”.

El Reverendo Dr. J. Herbert Nelson II, Secretario de la Asamblea General de la Iglesia Presbiteriana en Estados Unidos repudió el ataque en un comunicado  de prensa: «Nuestros corazones están con los miembros de la Iglesia Presbiteriana de Taiwán Irvine y la Iglesia Presbiteriana de Ginebra en Laguna Woods, California, después de que un sospechoso abrió fuego durante un almuerzo el domingo, matando a una persona e hiriendo a cinco. La mayoría de las personas en el almuerzo eran descendientes de taiwaneses».

A lo que agregó «Nuestros corazones se rompen no solo por las víctimas y sus familias, sino también por las comunidades afectadas que ahora deben trabajar para sanar las heridas y encontrar palabras que puedan consolar y tranquilizar. Oramos por los médicos y enfermeras que atienden a los heridos. Que Dios los guíe mientras trabajan para restaurar la salud de los que sufren. Oramos por los líderes de la iglesia y los trabajadores sociales que tienen la difícil tarea de sanar las heridas emocionales y espirituales de los afectados por estas acciones. Oramos por las familias que ahora deben aprender a vivir sin ese ser querido a su lado. Por favor, mantenga todo esto en sus oraciones y en su corazón en las próximas semanas y meses».

Vídeo rueda de prensa del departamento del Sheriff del condado de Orange sobre el ataque a la iglesia Geneva Presbyterian Church:

 

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?