Primera obispa anglicana muere a los 86 años

Por Revista Hechos&Crónicas

Barbara Harris, la primera mujer en ser ordenada y consagrada como obispo en la Comunión Anglicana mundial, falleció a los 89 años el pasado 13 de marzo. Harris, que ya estaba jubilada, murió en una casa de hospicio Care Dimensions Hospice House en Lincoln luego de una reciente hospitalización en Boston, Estados Unidos.

Harris fue la primera mujer elegida como obispo y su nombramiento el 11 de febrero de 1989 causó gran controversia entre sus hermanos creyentes, tanto en la Iglesia Episcopal como en la Comunión Anglicana.

“Nuestros corazones están realmente pesados por la pérdida de alguien que ha sido un compañero fiel y totalmente incontenible, pastor e inspiración para nosotros en la Diócesis de Massachusetts durante 31 años. Al mismo tiempo, nuestros corazones están verdaderamente animados por la esperanza que ella predicó y la convicción que nos encarnó durante todos estos años. Con pesar pero con confianza, confiamos a nuestra amada hermana Barbara a ese Dios misericordioso y compasivo, tal como nos invitó a hacer”, aseveró el obispo de Massachusetts, reverendo Alan M. Gates, en un comunicado confirmando la muerte de Harris.

Harris publicó dos libros, Hallelujah, Anyhow, una memoria escrita con Kelly Brown Douglas (2018, Church Publishing, Inc.), y la colección de sermones Parting Words: A Farewell Discourse (2003, Cowley Publications). A Harris le sobreviven su hermano, Thomas Harris; su esposa, Jennifer, su familia y queridos amigos, incluidos Dorothy Cousins y su ahijada Pat Cousins Smith de Filadelfia y sus familias.

Foto: Matthew Cavanaugh/Diocese of Massachusetts

Artículos relacionados

Dejar un comentario

¿Chatea con nosotros?