Viernes, 31 Marzo 2017 18:00

La generación de los hipersensibles

¡Voy a llorar! ¡Eres lo peor! ¿Y si no quiero, qué? ¡No me entiendes! Me voy a encerrar en mi cuarto. ¡Ay, eso no me gusta! Estas son algunas de las frases que usan los hipersensibles, fenómeno común en niños y jóvenes.

Niños altamente sensibles

Los psicólogos aseguran que aproximadamente uno a dos de cada 10 niños son más sensibles que el resto, es decir: lloran por todo, son quisquillosos con cualquier cosa (comidas, etiquetas de ropa, olores, personas), se ofenden ante las correcciones y se quejan constantemente.

Esto cuenta Angie Ramos de su hija: “Sofi tiene siete años, es muy sensible a todo lo que hay a alrededor y llora por cualquier cosa. Cuando en el colegio sus amigas hacen algo que le molesta, se ataca a llorar y se aísla. Le dicen “la llorona”. La verdad, me ha costado lidiar con la sensibilidad de Sofi, no sé qué hacer, siempre le digo que las cosas no se arreglan llorando pero ella responde que las lágrimas se le salen solas. He buscado en internet sobre este problema y sé que estos niños necesitan mucha comprensión. El problema es que no soy paciente y siempre la regaño. ¿Será que es así porque desde que nació no le hemos puesto límites y la consentimos por todo?

Los jóvenes no se quedan atrás

La hipersensibilidad también la presentan los jóvenes, muchos se ahogan en un vaso de agua, ¿por qué? Según un informe de la Revista Semana, aunque hoy se preparan intelectualmente más que antes, adquieren más títulos y parecen muy dispuestos a luchar por sus ideales en un mundo lleno de retos, suele haber individuos vulnerables tras esa coraza y se derrumban ante cualquier problema.

El mundo anglosajón los llama la generación snowflake porque son tan frágiles como un copo de nieve. Un estudio del Pew Research reveló que los jóvenes nacidos entre 1980 y 1995 (conocidos como millenials), protagonizan esta tendencia. Por ejemplo, cuatro de cada 10 se inclinan por censurar discursos que puedan ser ofensivos.

Claire Fox, directora del Instituto de Ideas en el Reino Unido y autora del libro I Find That Offensive! dice que los hipersensibles “reaccionan agresivamente porque creen tener el derecho a hacerlo y además exigen disculpas si llegan a sentirse ofendidos”.

“En Colombia y América Latina, las Personas Altamente Sensibles (PAS) suelen manifestar sus opiniones en redes sociales de forma agresiva, debido a la intolerancia y la hipersensibilidad de la mayoría, que los hace ver como personas políticamente correctas”, menciona Semana.

Características

• Llorones

• Asustadizos

• Se quejan por todo

• Hacen pataleta

• Individualistas

• Usan constantemente las redes sociales para potenciar su egocentrismo.

• Inseguros

• Tienen baja autoestima

• Sufren en exceso por todo

• Son vulnerables a frustrarse por cualquier cosa

• Ante el más mínimo tropiezo se echan a la pena.

• Algunas investigaciones hablan de un narcisismo exagerado donde la imagen que proyectan en sus cuentas de Facebook, Twitter e Instagram son muy importantes. Las selfies y los ‘likes’ son criterios para medir su aceptación y reconocimiento.

¿Por qué son así?

Algunos expertos consideran que los padres influyen bastante en la hipersensibilidad de sus hijos, ¿la razón? “Los educan en medio de una burbuja en la que nada les falta y no tienen que esforzarse demasiado”, asegura la psicóloga María Elena López. Esto los vuelve alérgicos a fracasos, críticas, y los hace sentir especiales, delicados y únicos. Ben Machell, columnista del diario The Times de Londres, dice que además creen que cada sentimiento y capricho es válido, y fuera de eso se empecinan en que los demás no tengan que experimentar desilusiones o contradicciones en un mundo lleno supuestamente de ‘malas opiniones’.

Por otra parte, también se debe a que los padres consideran que el mundo cada vez está más lleno de peligros y se van al extremo de la sobreprotección. ¿El resultado? niños y jóvenes más débiles ante retos y adversidades.

¿Qué hacer?

Papás, si tienen hijos hipersensibles, tranquilícense, ¡suelten sus hijos en manos de Dios! Oren por sabiduría para guiarlos, animarlos y ante todo corregirlos con amor. Recuerden que el castigo es una manera de formar. Cuando un pequeño se porta mal, hay que explicarle que tiene consecuencias. Disciplina a tu hijo, y te traerá tranquilidad; te dará muchas satisfacciones. Proverbios 29:17.

“La crianza influye en aspectos del comportamiento humano por lo que es tan importante en el desarrollo de un niño, ya que marca un cómo –deben ser- las cosas, formas de relacionarse, el trato a las personas, entre otros aspectos”, explica el sicólogo David Rolong.

¿Qué ha cambiado en la forma de criar a los niños? Para el sicólogo y educador Luis Eduardo Cuervo, “se nos está olvidando la norma. Los estamos criando como que nadie los puede tocar. La norma no se negocia, la norma se cumple”. “El castigo hay que entenderlo como una manera de formar, por ejemplo cuando el niño se porta mal, hacerle ver que eso trae consecuencias”.

Manual para personas altamente sensibles (pas)

Si usted conoce a alguien hipersensible o tiene hijos con esta condición, no se desespere. Existen pautas para facilitar las relaciones con los demás y evitar fricciones. Siga los siguientes consejos:

1- Pongan las opiniones en cuarentena

En caliente tendemos a dramatizar situaciones que 24 horas más tarde pueden no tener importancia. Por el mismo motivo, no conviene enviar un correo electrónico cuando nos sentimos dolidos. Suspender el juicio. Cuando juzgamos a alguien, inevitablemente emitimos un veredicto e incluso un castigo psicológico. Podemos evitarlo renunciando a fiscalizar a los demás.

2- No pronosticar las conductas ajenas

Muchos conflictos nacen en la mente de la persona susceptible, que prevé una reacción adversa por parte de alguien, o bien espera algún tipo de gratificación por un favor realizado. Si no proyectamos lo que tiene que suceder, seremos más inmunes a la decepción.

3- Cultivar la flexibilidad

Siguiendo el proverbio indio "es más fácil calzarte unas zapatillas que alfombrar el mundo entero”, podemos invitar a las PAS a adaptarse a los demás simplemente con el ejercicio de ponerse en su lugar: la práctica de la empatía.

4- Valorar el hecho, no la persona

Una actuación puede ser más o menos afortunada, pero su impacto psicológico es mucho más suave si no enjuiciamos a la persona en su conjunto. Al valorar el acto en sí ganamos frialdad emocional.

5- Prevenir conflictos

Puesto que cada enfado conlleva luego gastar mucha energía mental para mantenerlo o reconducir la situación, hay que aconsejar a la persona hipersensible que evite su inicio.

Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie. Santiago 1:5.

Foto:123RF

Visto 1890 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia