Miércoles, 05 Julio 2017 16:23

Soñemos pues los sueños no duermen

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Este es el último soliloquio del drama español La vida es un sueño al final del primer acto cuando Segismundo piensa en la vida y en su suerte.

Del españolísimo Pedro Calderón de la Barca (1600 a 1681), Madrid:

Sueña el rico en sus riquezas.

que más cuidados le ofrece;

sueña el pobre que padece

su miseria y su pobreza;

sueña quien a medrar empieza,

sueña quien afana y pretende,

sueña el que agravia y ofende

y en el mundo todos

sueñan lo que son

aunque ninguno lo entienda.

Sueño que estoy aquí

en estas prisiones

y soñé que en otro estado

más lisonjero me vi.

¿Qué es la vida? Un frenesí.

¿Cómo es ella? Una ilusión,

una sombra, una ficción,

y el mayor bien es pequeño

pues toda la vida es sueño

y los sueños, sueños son.

El motivador brasilero de origen italiano, Iran Ibrahim Jacob, ha sostenido en sus elocuciones que confía mucho en los pensamientos consignados en su pequeño gran libro Momentos a solas: solo confío en mis sueños porque en ellos se esconde la puerta a la eternidad.

Mientras que Sugar Ray Robinson sostuvo que dentro de nuestros sueños y aspiraciones encontramos oportunidades y Zig Ziglar aseveró que los sueños crecen si tu creces pero más perentoria fue Emma Goldman al anticipar que cuando no podamos soñar más, hemos fallecido.

Estos dos pensamientos se roban mi querer por la vida:

Mick Jagger: si pierdes tus sueños, pierdes tu cabeza. Y Patrick Henry en carta a un amigo confesó que prefería más los sueños del futuro que las historias del pasado. Pero…

Me encanta constatar que ningún soñador es demasiado pequeño porque ningún sueño es demasiado grande. ¿Entonces? Sigue los dictados de tu corazón el que habla luego de soñar tus sueños: sigue mis dictados y tus sueños serán realidad. Los mejores sueños transcurren cuando estamos despiertos pero es apenas una hipótesis de la inteligencia que nos arroba.

Al repasar la Biblia encontramos fascinantes versículos sobre el tema. ¿Qué hay? ¡Increíble lo encontrado! Vamos a preguntar a teólogos si sería cierto que Dios habla a través de los sueños de los humanos. Pues… sí. En las Escrituras observamos que ha hablado a muchos al utilizar la quietud de cada nocturnal y recordamos a José, hijo de Jacob (Génesis 35:1-8) y a José, el esposo de María, (Mateo 1:18), a Salomón, en 1 de Reyes 3:5-15 y muchos otros de la antigüedad como Daniel o Mateo o la profecía de Joel 2:28 citada por el apóstol Pedro en Hechos 2:17.

De manera que los sueños no mueren aunque ante ellos se rinda gente soñadora como tú, querido lector o como yo, simple dormilón. Para cerrar, este recuerdo de Víctor Hugo: Nada mejor que un buen sueño para crear futuro. Y según Akira Kurosawa, el hombre es un genio cuando sueña.

Un concepto final: ¿cuál es el propósito de vivir si no vas tras tus sueños? Pregunta Samson Reiny. Podríamos recoger millares de conceptos sobre el sueño, sobre soñar y sobre nosotros los soñadores.

Visto 3667 veces Modificado por última vez en Miércoles, 05 Julio 2017 16:28
Augusto Calderón

Director General de la revista Hechos y Crónicas
Ex Director de las revistas Cromos, Vea, Clase Empresarial (de Legis), de Rotary International para América Latina, ex Director del diario La Prensa, por 4 años fue Cónsul General de Colombia en Roma. Miembro de la Academia de Artes, Ciencias y Letras de Roma.


Graduado en Relaciones Internacionales (U. Jorge Tadeo Lozano) y en Alta Dirección Empresarial (Inalde, U. de la Sabana).

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia