Jueves, 21 Mayo 2015 14:26

20 frases que nunca debe decir a su esposa

Esposo, ¿alguna vez ha sentido que un zapato roza su cabeza por una palabra que dijo sin mala intención? Esposa, ¿se ha sentido ofendida con alguna frase de su pareja? Hechos&Crónicas trae 20 frases para vetar en el hogar y de aquellas que edificarán a su pareja.

Muchos hombres se quejan pues al hablar desprevenidamente con sus esposas, éstas terminan llorando o malhumoradas sin que ellos comprendan la razón. ¿Qué ocurre? Las palabras para hombres y mujeres tienen un significado diferente.

Lo hombres se acostumbran desde pequeños a las ‘chanzas’ rudas, mientras las mujeres son criadas con delicadeza y buenas maneras. Ellas esperan ser conquistadas a lo largo de su vida por su príncipe azul, mientras ellos a medida que toman confianza tienden a tratarlas de forma más displicente. A veces las ofenden y la mayoría de veces ni siquiera lo notan.

Cuidado con lo que dice

El cuidado con las palabras está escrito en el libro ¡Acepto! Hasta que la muerte nos separe, del pastor Mario Andrés Santa de la siguiente manera:

“Las palabras tiene poder de dar vida y muerte. Ellas pueden ser remedio o veneno para quienes las escuchan. Lo primero que hizo Adán cuando conoció a Eva fue decirle palabras bonitas. Lamentablemente se ha perdido esta sana costumbre en la mayoría de parejas.

Cada uno necesita escuchar con frecuencia un ‘te amo’ de la pareja, así como palabras de afirmación y reconocimiento. Evite críticas, groserías, chistes o apodos. Ni en broma delante de familiares o amigos hable mal o ridiculice a su pareja. Nunca cuente nada con lo cual el otro no esté de acuerdo.

Si se analiza con detenimiento notaremos cómo la mayoría de rencillas se iniciaron por el mal uso de las palabras y finalizaron cuando alguno de los dos bajó la voz y guardó silencio. No es sabio insistir en algo que terminará mal. Sea sabio, aplique el discernimiento que nos enseña la Biblia. No solo son las palabras que se usan, sino el momento y el tono. Usted es una bendición para su pareja”.

El charlatán hiere con su lengua como una espada, pero la lengua del sabio brinda alivio. Proverbios 12:18.

¿Qué no decirle?

1- Mi mamá lo prepara más rico.

2- Es solo una amiga, no seas celosa.

3- ¿Cuánto te gastaste?

4- Tú no sabes de eso, mejor no hables.

5- ¡Estás gorda!

6- Arréglate y vamos. Péinate que pareces una loca.

7- ¡Tu amiga tiene un cuerpazo!

8- ¿Estás en tus días? ¡Se nota!

9- ¡pareces mi mamá!

10- No te pongas así, es una bobada.

11- Tengo derecho a tener amigas.

12- ¡No seas intensa!

13- Te pareces a tu mamá.

14- ¿Pagaste tanto por ese vestido?

15- Ese restaurante es muy caro para llevarte.

16- Te estás poniendo como vieja, ¿no?

17- Como estás de cansona.

18- Te pones brava por todo. Eres una amargada.

19- Quiero sexo.

20- Ya no siento lo mismo por ti.

¿Qué decirle?

Aunque no lo crea, las mujeres necesitan solo cuatro frases de sus esposos para ser realmente felices. Cualquier palabra dulce adicional será bien recibida; pero estas cuatro, dichas con el corazón, le asegurarán una relación estable y una esposa feliz.

1- Te aprecio

Las actividades de una madre y esposa durante el día son incontables. Una buena esposa se preocupa por mantener su hogar en orden, atender a su familia, ayudar a todos con sus necesidades y si, además, trabaja, las obligaciones pueden ser agobiantes.

Sentir que nadie aprecia lo que hace, puede convertir a su esposa en una mujer irritable, malhumorada o amargada. Una esposa necesita sentir que su marido valora cada pequeño esfuerzo y comprende el sacrificio que hace durante el día. Observe los detalles (como ordenar lo que usted dejó tirado o lavar los platos) y hágale saber que lo notó y lo agradece, será un excelente ejemplo para sus hijos.

Eres hermosa

Las mujeres por lo general padecen cierta inseguridad con respecto a su físico, en especial después de convertirse en madres. Para ellas, el único elogio que vale la pena es el de su esposo. Decirle que es hermosa, notar el cambio de look o que pasó tiempo intentando verse más bella la hará sentirse amada. Dígale con frecuencia lo que más le gusta de ella, resalte sus virtudes y no sus defectos, así ella trabajará por gustarle cada día más, pero sobre todo, estará más segura de usted y no tendrá razones para sentirse celosa.

Te admiro

Su esposa necesita sentir que usted está orgulloso de ella. No importa si se dedica a los quehaceres del hogar o es una alta ejecutiva, a ella no le importan igual los reconocimientos de terceros. Si usted recalca habilidades o atributos de otra persona por encima de los de su esposa, solo hará que se sienta frustrada. Por el contrario, decirle que la admira y que está orgulloso de lo que hace cada día hará que todos sus esfuerzos cobren sentido y que cada sacrificio valga la pena.

Te amo

Nada hace más feliz a una mujer que el amor de su esposo. Decir estas dos palabras implica mucho más que únicamente hablar. Amarla implica comprenderla, ponerla en primer lugar, buscar su felicidad, no cuestionarla o reprocharla. Tómese un tiempo para conocer esas pequeñas acciones que la harán sentir amada. Diga ‘te amo’ con hechos y repítalo con palabras. Nunca será demasiado.

Visto 12087 veces

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia