Elementos filtrados por fecha: Jueves, 03 Julio 2014
Jueves, 03 Julio 2014 22:31

Intimidad sexual en el matrimonio

Son muchas las cartas que recibo de personas que me indican que pese a que están casados no tienen intimidad en su vida conyugal. Tristemente, la mayoría de las personas asocia la vida íntima solo con la unión de los cuerpos pero ignoran la cercanía emocional que es clave para la intimidad integral.

Para que los cónyuges disfruten de una verdadera intimidad estos deben entender que la vida íntima no involucra solo un encuentro de cuerpos sino una cercanía muy especial. Si desea tener una sexualidad plena en su matrimonio, he aquí algunos consejos que pueden ayudarle de verdad.

Primero:

Recuerde que la intimidad es un proceso, no algo súbito. No somos íntimos inmediatamente.

Podemos estar juntos rápidamente, pero para lograr ese momento a solas, que debe ser excelente, debemos relacionarnos sabiamente y con mucha paciencia. Paulatinamente, y mientras la pareja pone en práctica los principios morales y de respeto mutuo y además se preocupa de conocerse mutuamente, mas cercanía tendrán el uno al otro. Nadie es un experto de la noche a la mañana. Los cónyuges deben conocerse, hablar con confianza, hacer conocer sus temores y ser muy honestos con respecto a sus sentimientos y emociones.

Segundo:

Busque la intimidad integral. Recuerde que el momento en pareja no es solo físico (relaciones sexuales), éste también incluye el área emocional y espiritual. Tenga presente que la intimidad necesita amor y cercanía para compartir luchas y alegrías, éxitos y fracasos. La relación íntima entre los esposos es verdadera, no solo cuando satisfacemos nuestras necesidades, sino cuando cada uno se convierte en un instrumento de satisfacción. Es de esta manera en las personas pueden sentirse amadas.

Tercero:

Busque intimidad espiritual. Se da entre los cónyuges que no tienen ninguna otra relación amorosa fuera de su relación matrimonial. Ésta no existe si uno o ambos cónyuges rompen las leyes morales. Cuando existe otro hombre u otra mujer y por lo tanto, una relación adúltera no existe intimidad espiritual.

Recuerde que…

Para que exista intimidad emocional, los cónyuges deben conocerse. Un hombre no puede sentir como mujer ni la mujer como un hombre. Pero debemos desarrollar un alto grado de empatía para involucrarnos en los sentimientos, de la persona que amamos. Los cónyuges deben ser amigos de confianza, no deben tener actitudes y acciones que hieran los sentimientos y afecten las emociones.

Recuerde que si los cónyuges que se mantienen cercanos, respetuosos y unidos se sentirán constantemente comprendidos, condición que es esencial para tener una buena intimidad emocional.

Si los esposos se mantienen íntimos, si ambos se sienten amados, protegidos, si existe un fuerte nexo emocional y espiritual, sin duda también se desearán físicamente y anhelarán la intimidad sexual, uno de los mayores regalos que permite un matrimonio sano que se rige bajo los parámetros de Dios.

Por: David Hormachea. Fundador y presidente de la Corporación de ayuda a la familia De Regreso al Hogar. Es autor de más de 15 libros y es productor del programa Principios.

Publicado en Columna Atril
Jueves, 03 Julio 2014 00:00

¿Cacería de brujas?

En la reciente campaña presidencial no se trataba de elegir un líder espiritual sino un Jefe de Estado. Los electores evangélicos no estábamos enfrentados a escoger entre un candidato cristiano y otro pagano, sino entre dos afiliados, ambos, al catolicismo romano. En ese orden de ideas, no se le podía pedir a ninguno de ellos que compartiera la teología y doctrina evangélicas, sino tratar, en oración y acción, de lograr que se convirtieran a nuestra fe.

Publicado en Columna Areópago
Jueves, 03 Julio 2014 00:00

Alentemos la lectura y preparación

A través de varios viajes por Latinoamérica para dictar seminarios de liderazgo y ética ministerial, comprobé que hemos hecho —como corresponde— mucho énfasis con nuestra gente para que lea sistemáticamente la Palabra de Dios, pero no lo suficiente para incentivar a la lectura de otros materiales de consulta o de información general, mucho menos de literatura secular.

Publicado en Columna Cisterna

Grato reencuentro con las bienaventuranzas.

Me quejaba y me quejaba cuando no tenía zapatos hasta cuando vi a un niño que no podía caminar. Una enfermedad ósea sacudió a José Vicente cuando iba por los 10 años y se redujo a la cama. Ahí caí en la cuenta -¡al fin caí en la cuenta!- que yo podía caminar mientras… he ahí a un niño sin poder saltar, como lo hacen los niños. A veces se arrastraba pero no nacimos para arrastrarnos sino para caminar y para saltar cuando queramos. Desperté a mi conciencia para gritar con infinita alegría y una risotada simpar: ¡soy feliz, yo camino! Pero ¿por qué no camina José Vicente? Caminar es una bienaventuranza.

Publicado en Columna Pináculo

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia