Elementos filtrados por fecha: Jueves, 10 Julio 2014
Jueves, 10 Julio 2014 00:00

Quiero ser como Barbie

Historias de niñas, jóvenes y adultas que cambian su físico y hasta su capacidad intelectual para llegar a ser muñecas. Hechos&Crónicas muestra los peligros de esta tendencia que ha cautivado a muchas.

Publicado en Lucas M.D
Jueves, 10 Julio 2014 00:00

Cuidado con la “selfitis”

Lo confieso, soy fanática de las fotos. No soy fotógrafa profesional, pero me fascina inmortalizar cada momento. Con el auge de las redes sociales, me he vuelto de aquellas que toman una imagen hasta del plato de comida y que comparten con sus seguidores la alegría de conocer un nuevo lugar, de encontrarse con amigos o de un buen paisaje.

Sin embargo, en estos días leí algo que me dejó fría. Se trata de una noticia falsa que circuló por los diferentes medios, asegurando que la Asociación Americana de Siquiatría (APA, por sus siglas en inglés) determinaba que tomar fotos y publicarlas de manera obsesiva era considerado un trastorno mental. A pesar de que luego se desmintió la noticia, el hecho es que, como dicen las abuelas, “todo exceso es nocivo”.

¿Selfie, selfitis?

En noviembre pasado, el diccionario de Oxford (equivalente para inglés a la Real Academia de la Lengua Española, RAE), incluyó Selfie como la palabra del año, debido al aumento en su utilización por las nuevas herramientas tecnológicas.

Selfie es el término en inglés que se refiere a la autofoto, en la que el mismo fotógrafo utiliza la cámara frontal de su dispositivo, se refleja en un espejo o realiza movimientos contorsionistas para capturarse solo, o con un grupo de personas.

Selfitis por su parte, es el término que los especialistas han utilizado para nombrar la adicción a tomarse autofotos y publicarlas constantemente. Para la psicóloga Ángela María Téllez, “la selfitis consiste en el deseo compulsivo obsesivo para tomar fotos de uno mismo en todo momento y en todo lugar, y publicarlos en los medios sociales como una forma de compensar la falta de autoestima, o también como una muestra de egolatría y es parte del individualismo que caracteriza a la sociedad en que vivimos”.

¿Cómo así? ¿Tomarse fotos personales es malo?

Muchos nos preguntamos si tomarnos autofotos continuamente es algo negativo, y el interrogante surge porque, debido al auge de las redes sociales, la gran mayoría de nosotros hemos caído en la tentación de retratarnos en una situación determinada solos o con un grupo de personas. Se estima que solo en Instagram, la red social de las fotografías por excelencia, se han compartido más de 16 mil millones de imágenes desde su nacimiento en octubre de 2010.

Sin embargo, la doctora Téllez nos explica que el problema no es tomarse selfies esporádicamente: “lo malo es cuando se hace sin control, porque la persona empieza a sentir una necesidad de tomarse fotos continuamente y mostrarlas en las redes sociales para que todos puedan verlas. Además, comienza a verse afectada por los comentarios o likes que se reciben, esto hace sentir a la persona que es muy importante”, asegura Téllez, y agrega: “desde mi punto de vista la selfitis es una moda que se ha adquirido en esta época debido a la facilidad que dan para realizarlas los nuevos equipos móviles, pero también el hecho que cada día estamos más solos y ocupados con nuestras cosas. Generalmente, la persona, a través de las selfies, busca aceptación de los demás porque le cuesta apreciarse a sí mismo; este es un problema de autoestima que se forma precisamente porque los jóvenes no han tenido quien les dé un buen piso emocional. El resultado es una persona ególatra, individualista y narcisista, que poco a poco sin darse cuenta, empieza a adorarse y a creer que lo único que importa es lo que ella hace y cómo lo hace”.

Fotos que matan

Precisamente es por redes sociales y por los diferentes diarios del mundo que circulan dos aterradoras noticias: la primera, se refiere a dos mujeres en Irán que viajaban en su carro mientras realizaban un video de sí mismas. En su selfie quedó grabado el momento en que una de ellas descuida el volante y la mirada del camino para posar en el video, luego de eso, se siente una fuerte colisión y todo se vuelve caos. Las mujeres tuvieron que ser internadas en el hospital por múltiples contusiones, desde donde continuaron compartiendo autofotos. Lo paradójico es que el video de su accidente ha alcanzado más de un millón de visitas en Youtube.

La segunda noticia es un poco más trágica. Se trata de una mujer estadounidense de 32 años que perdió la vida luego de distraerse por publicar una selfie en la red social Facebook. A las 8:33 a.m. la mujer subió una foto de sí misma, con la leyenda “La canción Happy, me pone muy feliz”.  (En referencia a la canción de Pharrell Williams). Un minuto más tarde, a las 8:33 a.m., las autoridades de Carolina del Norte fueron informadas de que el carro de esta mujer había colisionado contra una camioneta.

No hubo rastros de alcohol o drogas en su cuerpo y la policía hace responsable la publicación de esa foto como factor determinante del accidente. (Reseñado en Elespectador.com)

Cuidado con exagerar

No se confunda, no se trata de que no vuelva a usar la cámara de su celular o que no permita que sus hijos vuelvan a publicar una foto. Siempre es sano conservar un recuerdo de las situaciones memorables o de los momentos bellos de la vida, pero hágalo con moderación. Hay que ir más allá de la moda y pensar antes de publicar. Revisar si todo lo que se exhibe es pertinente o interesante para sus seguidores, tener la precaución de analizar si con una simple foto se está dando demasiada información, cosa que puede resultar peligrosa en un futuro y con quién se está compartiendo cada imagen; pero sobre todo, comprender que cada movimiento que realizamos no tiene que ser conocido por nuestros seguidores. Bien lo dice la Biblia: Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado. Romanos 12:3.

No sacrifique la toma de una foto que podría significar un invaluable tesoro, pero no caiga en la egolatría por culpa del exceso de imágenes de sí mismo que en vez de hacerlo parecer interesante, pueden lograr fastidiar a sus seguidores quienes lo verán como un narcisista indeseable.

Cifras Selfie

Publicado en Lucas M.D

logo-con-transp4

Revista Hechos&Crónicas es la opción perfecta para los lectores que quieren estar bien informados de lo que pasa en Colombia y el mundo. Analiza desde la perspectiva cristiana integral con cifras, datos y hechos, temas sociales, económicos, religiosos, políticos, deportivos, del mundo del espectáculo, entre otros.
Este medio impreso cuenta con el respaldo de la iglesia Casa Sobre la Roca.

 

Contáctenos

Revista H&C

Tel: (571) 6346100 ext 1090
Cel: (57) 320 275 0899
Email: servicliente@revistahyc.com
Dir: Cll 104 # 14a - 22 
Bogotá - Colombia